This content is not available in your region

Daniel Ortega jura su cargo por cuarta vez consecutiva en Nicaragua en medio de sanciones

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
La juramentación de Daniel Ortega en Nicaragua
La juramentación de Daniel Ortega en Nicaragua   -   Derechos de autor  Andrés Nunez/ The Associated Press

"Ante Dios, ante la patria", así ha jurado el presidente de Nicaragua su quinto mandato de cinco años, el cuarto consecutivo y el segundo que protagoniza junto a su esposa como vicepresidenta.

A la masiva ceremonia han acudido los presidentes de Venezuela, Cuba y Honduras. Así como representantes de otros países como China, Irán o Rusia. 

Daniel Ortega cargó contra la UE y Estados Unidos pues estos aplicaron sanciones contra sus hijos, allegados e instituciones del país al comprobar el fraude electoral que vivió el país en noviembre con todos principales opositores apresados. Ortega se ha defendido comparando a los asaltantes del Capitolio con los candidatos de la oposición.

"Por haber ido a protestar a Congreso tiene 700 norteamericanos y podríamos decir que son presos políticos, claro que son presos políticos, qué esperan para poner en libertad a esos presos políticos", ha destacado Daniel Ortega.

Unas palabras que para la oposición en el exilio no tienen nada que ver con los 170 presos políticos que hay en las cárceles de Nicaragua. "Libertad para los presos políticos", gritaban en las concentraciones.  Diversas organizaciones de opositores y nicaragüenses se manifestaron en Costa Rica y en España en contra de la investidura

"Para declarar y desconocer a Daniel Ortega como presidente de Nicaragua ilegítimo ante todos los organismos interamericanos que también lo declararon y lo desconocen por las elecciones fraudulentas y arregladas que él hizo", apunta uno de los participantes.

Han protestado a favor de más medidas contra el Gobierno de Ortega. "También demandamos a la comunidad internacional que sean beligerantes y que no se abstengan en tomar todo tipo de justicias en contra de esta gente", añade otra de las manifestantes.

Además, reclamaron Justicia para los que han desaparecido desde 2018 y el respeto de los derechos humanos.

Las nuevas sanciones de la UE y EEUU

Horas antes de la investidura, la UE aprobó nuevas sanciones contra Camila Antonia Ortega Murillo y su hermano Laureano Facundo, hijos del presidente Ortega y la vicepresidenta Murillo.

La UE también sancionó a la presidenta del Consejo Supremo Electoral, Brenda Rocha, a otras cuatro personas cercanas al régimen y a tres entidades del país.

Los Estados miembros aprobaron las sanciones al considerar que las personas y las entidades afectadas cometieron "serias violaciones contra los derechos humanos" y por haber apoyado las elecciones "fraudulentas" de noviembre pasado.

Las medidas restrictivas se aplican también contra la Policía Nacional de Nicaragua, el Consejo Supremo Electoral y el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor).

Por su lado, Washington anunció nuevas sanciones contra seis cargos del Gobierno de Nicaragua y vetó la entrada en su territorio de 116 personas que considera "cómplices de socavar la democracia" nicaragüense.

Las sanciones afectan entre otros a la ministra de Defensa, Rosa Adelina Barahona; al jefe del Estado Mayor del Ejército, Bayardo Rodríguez; al general de brigada Bayardo Pulido; dos directivas de Telcor, y un cargo de la Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas).

El Departamento del Tesoro los sanciona por los "actos estatales de violencia" contra la oposición política y las manifestaciones, que han dejado desde 2018, asegura, más de 300 muertos, 2.000 heridos y el encarcelamiento de "cientos de actores políticos y de la sociedad civil".

En el caso de la directora general y directora general adjunta de Telcor -Nahima Díaz Flores y Celina Delgado Castellón, respectivamente-, el Departamento del Tesoro las penaliza por "desinformación y persecución de medios independientes".

En paralelo, el Departamento de Estado impuso restricciones de visado a "116 individuos que son cómplices de socavar la democracia en Nicaragua, incluidos alcaldes, fiscales y administradores de universidades, así como funcionarios de Policía, prisiones y de defensa".