This content is not available in your region

El Kremlin no presenta ultimátum, pero exige respuestas concretas sobre seguridad

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El Kremlin no presenta ultimátum, pero exige respuestas concretas sobre seguridad
El Kremlin no presenta ultimátum, pero exige respuestas concretas sobre seguridad   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

MOSCÚ, 12 ene – Rusia no está dando ultimátums en sus negociaciones con Occidente, pero necesita respuestas concretas sobre sus preocupaciones en materia de seguridad, dijo el Kremlin el miércoles mientras se celebraban las conversaciones con la OTAN en Bruselas.

Rusia comenzó a exponer sus demandas de garantías de seguridad en Europa a los 30 aliados de la OTAN tras las intensas conversaciones con Estados Unidos en Ginebra, en las que las posiciones de ambas partes seguían siendo lejanas.

“No estamos negociando desde una posición de fuerza, aquí no hay ni puede haber lugar para ultimátums”, dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

“Simplemente, la situación ha llegado a un punto tan crítico en términos de seguridad paneuropea y de los intereses nacionales de nuestro país… que no podemos retrasarlo más y las preocupaciones que hemos expresado necesitan respuestas concretas”.

Las reuniones de Rusia con Occidente forman parte de un esfuerzo por desactivar las peores tensiones entre las dos partes desde la Guerra Fría, desencadenadas principalmente por un enfrentamiento en torno a Ucrania, que Rusia podría estar planeando invadir, según Estados Unidos. Moscú rechaza tales afirmaciones.

Peskov dijo que Rusia estaba dispuesta a negociar directamente con Ucrania siempre que se cumplieran los acuerdos existentes. Dijo que los ejercicios con fuego real con tropas y tanques que las fuerzas rusas realizaron cerca de la frontera ucraniana el martes no estaban vinculados a las conversaciones de la OTAN.

Los aliados de la OTAN afirman que muchas de las exigencias de Rusia, que fueron recogidas en dos proyectos de tratado en diciembre, son inaceptables, incluidas las peticiones de reducir las actividades de la alianza a los niveles de la década de 1990 y la promesa de no admitir nuevos miembros.

A la pregunta sobre el posible ingreso de Finlandia en la OTAN, Peskov dijo que la OTAN era un “vehículo de confrontación” y que cualquier ampliación de esta preocupaba a Rusia.

El despliegue militar de Rusia cerca de Ucrania ha reavivado el debate en Finlandia sobre si debe ingresar en la OTAN, y el país nórdico ha dicho que se reserva la opción de solicitar el ingreso en cualquier momento. Por su parte, Suecia, país neutral, también ha reforzado sus lazos con la alianza.