This content is not available in your region

La preocupante y nociva calidad del aire en las ciudades europeas

Access to the comments Comentarios
Por Hans von der Brelie  & Euronews
euronews_icons_loading
Witness
Witness   -   Derechos de autor  euronews

Una cifra brutal motivó la investigación realizada por el periodista Hans von der Brelie para EuronewsWitness. Alrededor de 400 000 personas mueren de forma prematura en el continente europeo cada año. El aire contaminado que se respira en muchas ciudades europeas es el responsable de todas esas muertes. Al reportero le sorprendió la exorbitada cifra. ¿Cómo puede ser esto posible?, se pregunta todavía.

La Comisión Europea lleva años iniciando procedimientos penales contra los Estados miembros de la UE, incluida Francia. La contaminación medioambiental es demasiado elevada, las sustancias nocivas se disparan por encima de los límites legales, provocando problemas de salud y acortando la esperanza de vida de muchas de las personas que viven en grandes ciudades francesas, como París, Grenoble, Estrasburgo, Marsella... y, por supuesto, Lyon.

Descargando una aplicación llamada ATMO, Hans von der Brelie se da un paseo por Lyon, ciudad conocida en toda Europa por sus grandes atascos. La autopista hacia el soleado sur atraviesa el corazón de la ciudad. La aplicación ATMO ofrece al reportero información en tiempo real sobre cada calle que recorre. Se trata de una experiencia impresionante, los colores cambian y van desde el naranja, que indica aire de mala calidad, al rojo intenso, destinado al aire de muy mala calidad. Es un buen día: no aparece el púrpura, que aconseja salir cuanto antes de esa zona.

El periodista se reúne con el cantautor lionés Renaud Pierre, con el que conversa mientras este acompaña a su hijo al colegio. Las aulas se encuentran junto al túnel de la Croix-Rousse, que canaliza el tráfico pesado hacia el centro de la ciudad. "El problema", indica Renaud, "consiste en esos 47 000 coches, más o menos, que pasan por este túnel cada día. Y, eso, sin contar con más coches, que circulan junto a las orillas del Ródano. Todos esos vehículos provocan una enorme contaminación atmosférica. Queremos que los políticos se tomen en serio este asunto", añade.

Renaud y el señor Barbier, director del centro educativo muestran al reportero la estación de medición en el patio de la escuela, cerca de la salida del túnel. Los valores de dióxido de nitrógeno se disparan. El señor Barbier ha decidido cerrar el patio; ningún niño puede seguir jugando en él. Junto con otros padres y algunas asociaciones, Renaud ayudó a promover una acción legal contra la ciudad y el Estado.

¿Existe realmente una relación probada entre la contaminación del aire y la muerte prematura de las personas? Hans von der Brelie se reúne con Thomas Coudon en el Centro de Investigación del Cáncer Léon Berard.

Junto con un equipo de jóvenes científicos, intenta comprender mejor la relación entre la contaminación y el cáncer. Y… ¡sí! Están relacionados. "La contaminación por partículas finas y por las emisiones de los motores de gasóleo están clasificados como agentes causantes de cáncer", señala Coudon.

El número de ciudadanos que están hartos de la polución es cada vez mayor. Así lo reflejan los resultados de las elecciones locales. Ahora hay muchas más ciudades grandes, como Lyon y su área urbana, gobernadas por políticos ecologistas. Pero la ‘sucia’ herencia del pasado no puede limpiarse de la noche a la mañana. "¿Por qué el aire de la ciudad de Lyon está tan contaminado?", pregunta el periodista a Bruno Bernard, presidente de la Metrópolis de Lyon.

Bernard lo achaca a "la falta de acción de los responsables políticos, como el Estado francés, y a que las antiguas autoridades locales no tomaron las medidas necesarias a tiempo".

Al reportero le gustaría saber qué es lo que hay que hacer a continuación. "Habría que crear zonas de bajas emisiones", afirma Bruno Bernard, "para sacar los vehículos contaminantes del centro de la ciudad". El político y su equipo trabajan en un calendario preciso, "incluyendo, en particular, el fin de la presencia de vehículos con motores de gasóleo, en el corazón de la ciudad, a partir de 2026".