This content is not available in your region

Estudios en EEUU destacan la necesidad de refuerzos vacunas COVID para luchar contra ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Estudios en EEUU destacan la necesidad de refuerzos vacunas COVID para luchar contra ómicron
Estudios en EEUU destacan la necesidad de refuerzos vacunas COVID para luchar contra ómicron   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO, 21 ene – Tres estudios muestran que una tercera dosis de una vacuna de ARNm es clave para combatir la variante ómicron del coronavirus, dando una protección del 90% contra la hospitalización por COVID-19, dijeron el viernes los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Los estudios, dirigidos por los CDC, se encuentran entre los primeros en Estados Unidos en analizar el impacto de las dosis de refuerzo contra la variante ómicron, que ahora representa el 99% de todos los casos nuevos de COVID.

En general, sugieren que los refuerzos ayudaron a proteger contra infecciones y enfermedades sintomáticas. Los adultos de 50 años o más se beneficiaron más de una dosis adicional de las vacunas fabricadas por BioNTech SE con Pfizer Inc. o Moderna Inc..

“La protección contra la infección y la hospitalización con la variante ómicron es más alta para aquellos que están al día con sus vacunas, es decir, aquellos que reciben refuerzos cuando son elegibles”, dijo la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, en una sesión informativa en la Casa Blanca.

Como se ha demostrado en otros países, los refuerzos de vacunas funcionaron mejor contra la variante delta que ómicron, una versión altamente mutada del virus SARS-CoV-2 que ha podido evadir la inmunidad de las vacunas y las infecciones previas.

Uno de los estudios, publicado el viernes por los CDC, analizó las tasas de hospitalización, de los departamentos de emergencias y las visitas de atención de urgencia en 10 estados entre el 26 de agosto de 2021 y el 5 de enero de 2022.

Encontró que la protección de dos dosis de la vacuna se redujo al 57% en las personas que recibieron su segunda inyección al menos seis meses antes. Entre los que recibieron un refuerzo, la protección de la hospitalización y las visitas de atención urgente fue del 90%.

En otro estudio publicado en la revista médica JAMA, los investigadores revisaron datos sobre 23.391 casos de COVID-19 causados por la variante delta u ómicron entre personas que buscaron hacerse la prueba entre el 10 de diciembre de 2021 y el 1 de enero de 2022.

Descubrieron que entre las personas que buscaban pruebas para detectar síntomas similares a los del COVID, las que habían recibido tres dosis de una vacuna de ARNm tenían la mayor protección contra la infección en comparación con las que recibieron dos dosis o no estaban vacunadas.

Debido al momento de las recomendaciones de refuerzo en el país, la mayoría de las personas en el estudio se habían vacunado dentro del mes posterior a la prueba, lo que probablemente contribuyó al beneficio.

Los datos del Reino Unido han demostrado que la mayor protección de anticuerpos obtenida con los refuerzos disminuye después de 10 meses, por lo que no está claro cuánto tiempo se mantendría ese beneficio.