This content is not available in your region

Los reyes de España honran a los republicanos españoles exterminados por los nazis

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Los reyes de España junto al presidente de Austria y su esposa en el monumento contra la guerra y el fascismo de Viena
Los reyes de España junto al presidente de Austria y su esposa en el monumento contra la guerra y el fascismo de Viena   -   Derechos de autor  Lisa Leutner/The Associated Press

Los reyes de España honran la memoria de los republicanos españoles que fueron víctimas del nazismo en Austria. Tanto el Rey Felipe VI como la reina Leticia han acudido al monumento contra la guerra y el fascismo. En el homenaje han estado acompañados en todo momento por el presidente de Austria y su esposa. 

Han depositado dos coronas de flores una con la bandera de España y la otra con la de Austria. La ofrenda estuvo dedicada a la memoria de todas las víctimas de los nazis y, en especial, a las víctimas españolas que murieron en el campo de exterminio de Mauthausen, conocido como el "campo de los españoles".

Casi la mitad de los 15000 españoles que fueron deportados a estos recintos acabaron en Mauthausen donde murieron 4400 republicanos españoles. Este homenaje después de que los reyes ya honraran a las víctimas del holocasuto hace dos años durante el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz.

El conjunto monumental está formado por varias piezas, entre ellas la "Puerta de la Violencia", construida con bloques del granito de la cantera de Mauthausen donde los prisioneros realizaban trabajos forzados.

Esta obra recuerda tanto a los soldados austríacos muertos durante la guerra como a los asesinados en los campos de concentración y exterminio nazis.

Otro bloque de mármol, que tiene la forma de un hombre, recuerda las víctimas de los bombardeos aéreos entre la población civil durante la Segunda Guerra Mundial.

La instalación de bronce "El judío que limpia la calle" conmemora a los más de 64.000 judíos austríacos asesinados y recuerda una de las humillaciones cometidas por los nazis cuando obligaban a los judíos a limpiar las calles con las manos.

En otra de las piezas, la llamada Piedra de la República, están inscritos fragmentos de la declaración política con la que los principales partidos políticos declararon la independencia del país, en abril de 1945, cuando aún se luchaba contra los nazis.

La ofrenda de hoy se celebró cuatro días después del Día Internacional de Recuerdo del Holocausto, que conmemora la liberación del antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz (en la Polonia ocupada por los nazis).