This content is not available in your region

Costa Rica | Elecciones presidenciales el domingo con una oferta electoral de 25 candidatos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Costa Rica podría celebrar una segunda vuelta en abril si ningún candidato supera el 40%
Costa Rica podría celebrar una segunda vuelta en abril si ningún candidato supera el 40%   -   Derechos de autor  AFP

Ninguno de los cuatro candidatos favoritos a las elecciones presidenciales de Costa Rica supera el 20 por ciento de intención de voto.

Una oferta electoral inédita en una de las democracias más sólidas de Iberoamérica.

Tras buscar alternativas, el electorado parece volver a los partidos tradicionales en momentos de crisis social, económica y política con un paro cercano al 14 por ciento.

Encabeza las encuestas de intención de voto el expresidente José María Figueres del centrista Partido Liberación Nacional con el 17,01% del apoyo ciudadano. Figueres, de 67 años, hijo de José Figueres, tres veces presidente costaricense quien abolió el ejército en 1948, ahora apela a la memoria de uno de los fundadores de la identidad nacional costaricense. Tiene en contra la sombra de un escándalo por la asesoría que prestó a la empresa de telecomunicaciones Alcatel para acceder a una licitación pública.

Le sigue en las encuestas la exvicepresidenta Lineth Saborío del democristiano Partido Unidad Social, con casi el 13 por ciento de intención de voto.

Ambas agrupaciones, aunque sin apoyo mayoritario, vuelven a liderar las preferencias tras ocho años de gobierno del progresista Partido Acción Ciudadana desacreditado en su acción política y con uno de los grados de impopularidad más altos registrados que sobrepasa el 72 por ciento.

El exministro de Hacienda Rodrigo Chaves, de Progreso Social Democrático, es el tercero en los sondeos con poco más del 7 por ciento.

El cuarto puesto de intención de voto es para la izquierda de José María Villalta, el Frente Amplio que está en torno al siete por ciento.

Hay un 32% de indecisos entre los 3,5 millones de costarricenses con derecho al voto.

En 13 años dos expresidentes han sido juzgados por corrupción y uno condenado.

Costa Rica carga con una deuda pública equivalente al 70% del PIB y una situación agravada por la pandemia de covid-19, que golpeó duramente el turismo, uno de los principales motores de la economía.

Lo único cierto es que los indecisos llegan al 31 % y que ningún candidato llega a 20 % de apoyo, muy lejos del 40 % que necesitan para ganar en primera vuelta. Es previsible que en abril los costarricenses vuelvan a acudir de nuevo a las urnas.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)