This content is not available in your region

La reina Isabel quiere que la esposa de Carlos sea "la reina Camilla" cuando él asuma el trono

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La reina Isabel quiere que la esposa de Carlos sea "la reina Camilla" cuando él asuma el trono
La reina Isabel quiere que la esposa de Carlos sea "la reina Camilla" cuando él asuma el trono   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Andy Bruce

LONDRES, 5 feb – La reina Isabel de Inglaterra dijo el sábado que quiere que la esposa del príncipe Carlos, Camilla, sea nombrada reina consorte cuando él se convierta en soberano, consolidando su lugar en el corazón de la familia real después de haber sido considerda antaño como una extraña.

En una carta escrita para conmemorar el 70º aniversario de su llegada al trono, Isabel dijo que la ocasión le había hecho reflexionar sobre la lealtad y el afecto que le ha demostrado el público británico.

Dijo que esperaba que Carlos y Camilla recibieran el mismo apoyo.

“(Es) mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento, Camilla sea conocida como Reina Consorte mientras continúa su propio servicio leal”, dijo Isabel.

Carlos y Camilla, amantes desde hace tiempo, se casaron en 2005 en una ceremonia civil en Windsor. Su residencia en Clarence House dijo el sábado que estaban “conmovidos y honrados por las palabras de Su Majestad”.

La decisión de Isabel refleja una mayor aceptación de la condición de Camilla como miembro de la realeza.

Los periódicos sensacionalistas ya no la atacan como lo hicieron en la década que siguió a la muerte en 1997 de la primera esposa de Carlos, la princesa Diana.

Camilla cuyo título actual es el de duquesa de Cornualles representa ahora con regularidad a la familia real junto a Carlos en sus funciones oficiales.

A lo largo de la historia británica, la esposa de un rey suele recibir el título de reina consorte. En el momento de su matrimonio, se había decidido oficialmente que Camilla utilizaría el título de princesa consorte si Carlos se convertía en rey.

Mientras Isabel celebra el domingo 70 años en el trono británico un tramo sin precedentes, el aniversario llega en un momento de agitación para la familia real.

Desde el caso judicial de abuso sexual que enfrenta su hijo el Príncipe Andrés hasta las acusaciones de su nieto el Príncipe Harry y su esposa de racismo en la casa real, rara vez la familia de Isabel, de 95 años, ha enfrentado tanto escrutinio y titulares perjudiciales.

El año pasado perdió a su marido durante 73 años, Felipe, a quien reconoció en su carta del sábado.

“Tuve la suerte de tener en el príncipe Felipe un compañero dispuesto a desempeñar el papel de consorte y a hacer desinteresadamente los sacrificios que conlleva. Es un papel que vi desempeñar a mi propia madre durante el reinado de mi padre”, dijo Isabel.