This content is not available in your region

París se blinda ante la llegada del “convoy de la libertad” contra las restricciones

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Manifestantes camino de París en el llamado "convoy de la libertad" contra las restricciones
Manifestantes camino de París en el llamado "convoy de la libertad" contra las restricciones   -   Derechos de autor  Euronews

Paris aumenta la seguridad ante la llegada este fin de semana de un convoy para protestar contra las restricciones por la COVID-19. Cientos de personas se viajan desde distintos puntos del país a la capital, imitando el llamado "convoy de la libertad", en el que cientos de camioneros paralizaron Ottawa, en Canadá. Las autoridades de la ciudad han sido claras y no piensan permitir las protestas, que exigen también una bajada del precio del combustible.

"Creo que se puede escuchar, sí, hay una falta total de satisfacción. No podemos seguir adelante. Da igual la clase en la que estés o lo que cobres al mes, cuando echas cuentas, pagas demasiado. Todo sube, y cuando oímos que la compañía petrolífera Total, está engordando y nosotros vaciando nuestros bolsillos, no podemos más. Así que vamos a intentar que se nos escuche y que las cosas cambien", explica Aurelién, parado de 36 años.

"Estamos cansados de estar callados, estamos cansados de llevar máscaras, estamos cansados de que nuestros hijos lleven máscaras. Queremos vivir una vida sana, serena y sobre todo tener el derecho de ir donde queramos”, reivindica Marie, una dependienta de 39 años.

La policía está multiplicando los controles para tratar de que los manifestantes no lleguen a cortar los accesos a Paris. Además, se han prohibido las concentraciones durante todo el fin de semana.

"Simplemente quiero recordar lo que es obvio y que ha declarado el Ministro del Interior: seremos firmes y evitaremos los bloqueos. La determinación de las fuerzas de seguridad interior es total, el nivel de movilización es significativo", aseguraba el jefe de policía de la ciudad.

Procedentes de varias ciudades de Francia, los manifestantes, tenían planeado protestar durante todo el fin de semana, siguiendo el ejemplo de las manifestaciones en la capital canadiense. Se han desplegado 7.200 agentes y vehículos blindados para evitar las protestas.