This content is not available in your region

México | El quinto periodista asesinado marca las semanas más mortíferas para la prensa mexicana

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP
euronews_icons_loading
Fotografía de Héber López durante su entierro, 12/2/2022, Salina Cruz, México
Fotografía de Héber López durante su entierro, 12/2/2022, Salina Cruz, México   -   Derechos de autor  Fotograma AP

Las primeras 6 semanas del 2022: Las más mortíferas para la prensa mexicana en más de una década.

Así lo declaró el Comité para la Protección de los Periodistas, después de la muerte de Héber López,director del portal Noticias Web, y el quinto periodista asesinado en México.

Este sábado, familiares, amigos y periodistas le rindieron homenaje en Salina Cruz, en el estado de Oaxaca, donde el hombre de 39 años fue tiroteado por dos hombres dentro de su estudio. Ambos sospechosos fueron detenidos por las autoridades a 20 manzanas de los hechos. 

"Desde el puerto de Salina Cruz le pedimos al presidente López Obrador, ya no queremos saber que otro compañero reportero en todo el país sea asesinado. Este es el grito de justicia de todos mis compañeros comunicadores y reporteros de toda la República Mexicana", exclamó **Santiago López, periodista de Salina Cruz. **

Por su parte, el **presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, **insistió nuevamente en que su gobierno no se queda de brazos cruzados: 

"Puede ser que se comentan estos lamentables crímenes, pero no hay impunidad, cero impunidad, no es lo mismo que antes (otros gobiernos)", dijo durante una conferencia de prensa en el estado de Sonora. 

Además de anunciar el arresto de los dos sospechosos por su probable participación en el homicidio de este quinto periodista, el Subsecretario de Seguridad Pública de México, Ricardo Mejía, había informado unos días antes sobre el arresto de tres personas en relación con el asesinato de la tercera periodista asesinada del año, Lourdes Maldonado.

A diferencia de Maldonado, López no contaba con la protección del "mecanismo de protección de periodistas", según indicó el subsecretario. Una diferencia que, a final de cuentas, no salvó a ninguno.