This content is not available in your region

Decenas de personas enfrentan castigos por un caso de mujer encadenada en China

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

PEKÍN, 23 feb – Las autoridades chinas han iniciado una investigación penal contra nueve personas en relación con una mujer que aparecía encadenada por el cuello en un video en las redes sociales que se hizo viral y provocó una protesta pública, informaron el miércoles medios de comunicación estatales.

El video, que salió a la luz a finales de enero, mostraba a la mujer en un estado aparentemente confuso en la oriental provincia de Jiangsu y fue visto por millones de personas, suscitando un debate sobre el trato a las mujeres y cuestiones como el tráfico de novias.

Además de los nueve que se enfrentan a una investigación penal, 17 funcionarios del condado han sido sancionados en relación con el caso, informó la cadena estatal CCTV.

Los investigadores dijeron que la mujer, de 44 años, originaria de la provincia suroccidental de Yunnan, fue vendida dos veces por traficantes de personas en el condado de Feng, la primera vez en 1997 por 5.000 yuanes (800 dólares), dijo la CCTV.

Se escapó al año siguiente y acabó con su actual marido tras ser vendida al padre de éste, según la CCTV.

La emisora dijo que la mujer tuvo ocho hijos con su actual marido, siete de ellos durante nueve años hasta 2020. Su estado mental empeoró después de dar a luz al tercer hijo en 2012, dijo el equipo de investigación, según CCTV.

Nueve personas que participaron directamente en la venta y compra de la mujer en el condado de Feng fueron detenidas o sometidas a una investigación penal por abuso o tráfico de mujeres, dijo la CCTV.

El jefe del Partido Comunista del condado, Lou Hai, y su gobernador, Zheng Chunwei, fueron destituidos de sus cargos por no haber “defendido los derechos e intereses del pueblo” y por aprobar la publicación de declaraciones incorrectas que “causaron una grave mala influencia”, informó CCTV.

Otros 15 funcionarios del condado recibieron castigos menores.

El gobierno del condado había emitido previamente declaraciones contradictorias que habían aumentado la ira pública sobre el caso, dijo la CCTV.

Médicos diagnosticaron que la mujer padece esquizofrenia y está siendo tratada en un hospital, agregó.