This content is not available in your region

Moscú anuncia un alto el fuego para evacuar a civiles en Mariúpol y Volnovaja

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  & Euronews  con EFE, AFP, AP
euronews_icons_loading
Moscú anuncia un alto el fuego para evacuar a civiles en Mariúpol y Volnovaja
Derechos de autor  DIMITAR DILKOFF/AFP or licensors

Moscú ha anunciado un alto el fuego para permitir la evacuación de civiles en las ciudades de Mariúpol y Volnovaja, según lo acordado, el jueves, con las autoridades ucranianas para la creación de corredores humanitarios.

Unas horas antes, las bombas volvían a iluminar el cielo de Chernígov y otras ciudades ucranianas durante la novena noche de la invasión rusa, sin que, de momento, se vislumbre una solución al conflicto. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, criticaba a la OTAN por no imponer una zona de exclusión aérea sobre su país:

"Hoy fue la cumbre de la OTAN, una cumbre débil, una cumbre confusa, una cumbre que muestra que no todos consideran que la lucha por la libertad en Europa es el objetivo número uno".

Chernígov, en el norte de Ucrania, fronteriza con Bielorrusia, es una de las ciudades más castigadas. El jueves, un bombardeo ruso contra una zona residencial mató al menos a 47 personas.

También en el norte, más al oeste, una escuela en Zhitómir quedaba totalmente destruida por las bombas rusas.

El viernes estuvo marcado por el ataque ruso a la central nuclear de Zaporiyia, ahora bajo control de las tropas rusas.

También en el sur, tras tomar Jersón, primera ciudad en caer en manos rusas, y con Mariúpol asediada, Moscú quiere, ahora, tomar Odesa, el puerto más importante de Ucrania, donde prepara un desembarco.

Todo esto hace difícil dar credibilidad a las palabras del embajador de Rusia ante la sede de la ONU, Gennady Gatilov, en Ginebra, quien este viernes insistía en que no habrá una ocupación de Ucrania y que "será el pueblo ucraniano el que decidirá sobre su futuro político":

"No vamos a ocupar este país, pero el objetivo es bastante claro". (...) "Cuando terminemos con esta desnazificación y desmilitarización, nuestras tropas se retirarán. No hay ninguna duda".

Sobre el terreno, los ucranianos, además de a las bombas, se enfrentan a la escasez de suministros. Quienes no han podido o querido abandonar Kiev se precipitan para obtener ayuda humanitaria.

Se están creando corredores humanitarios, para que llegue ayuda a quienes la necesiten y para evacuar a los civiles, tras el principio de acuerdo alcanzado entre Kiev y Moscú, el jueves, en la segunda ronda de negociaciones de paz.