This content is not available in your region

Rusia y China están en "convergencia estratégica", dice inteligencia australiana

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rusia y China están en "convergencia estratégica", dice inteligencia australiana
Rusia y China están en "convergencia estratégica", dice inteligencia australiana   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

SYDNEY, 9 mar – Una “nueva y preocupante convergencia estratégica” entre Pekín y Moscú se ha desarrollado y el riesgo de un “gran conflicto de poder” ha crecido desde que Rusia invadió Ucrania, dijo el miércoles el jefe de inteligencia de Australia.

Andrew Shearer, director general de la Oficina de Inteligencia Nacional, dijo que el presidente de China, Xi Jinping, parece estar planeando dominar la región del Indo-Pacífico y utilizarla como base para superar a Estados Unidos como primera potencia mundial.

Los comentarios refuerzan las advertencias de que la invasión rusa de Ucrania, que ha recibido una condena casi universal por parte de Occidente, puede extenderse a un conflicto regional o mundial.

Esta semana, el primer ministro australiano hizo un llamamiento a las democracias liberales para detener un “arco de autocracia” que está remodelando el mundo.

“Vamos a tener que trabajar mucho más para mantener la calidad liberal del orden basado en normas en Europa y aquí en la región Indo-Pacífica”, dijo Shearer.

“Vemos a un dirigente que realmente se está aprestando y endureciendo a su país para esta lucha por superar a Estados Unidos como primera potencia mundial”, añadió, refiriéndose a Xi. “El campo base (…) es establecer la primacía en la región del Indo-Pacífico”

Shearer dijo que la amenaza geopolítica se centraría en la tecnología, incluido el uso de ciberataques, por lo que Australia debe reforzar sus ciberdefensas sin cerrarse al comercio y al mercado de información.

Desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia, que Moscú ha calificado de “operación especial”, los profesionales de la inteligencia australiana consideran que “un conflicto de grandes potencias se está convirtiendo, por desgracia, en una perspectiva menos remota de lo que era antes”, dijo Shearer.