This content is not available in your region

Guerra contra negocios rusos en EE.UU.: boicot, amenazas, ataques y enormes pérdidas

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con AFP
euronews_icons_loading
Guerra contra negocios rusos en EE.UU.: boicot, amenazas, ataques y enormes pérdidas
Derechos de autor  Richard Drew/AP

Boicot, amenazas, ataques y enormes pérdidas. Los negocios rusos están sufriendo un duro golpe en Estados Unidos desde que Vladímir Putin decidió invadir Ucrania.

Vlada Von Shats, propietaria del restaurante Russian Samovar de Manhattan, en Nueva York, explica su calvario, pese a estar casada con un ucraniano y rechazar la guerra:

"Empezamos a recibir llamadas llamándonos nazis, fascistas, que nuestro restaurante debería arder... (...) Pero tengo familia en Rusia y tengo familia en Ucrania, así que es una tragedia personal. De la noche a la mañana mi negocio cayó un 60%. Las reservas fueron canceladas a diestra y siniestra. Los eventos fueron cancelados".

En la acera de enfrente, el gerente de otro establecimiento ruso describe una situación similar. Explica que el negocio está "flojo porque la gente tiene miedo de apoyar a los rusos".

"Tenemos camareros y personal de todo el mundo: de Polonia, Ucrania, kazajos, Uzbekistán, Rusia, Armenia... Nuestro propietario es judío. Y no apoyamos esta guerra. No es una guerra rusa. Es la guerra de Putin", dice Nikolai Vinokurov, gerente del bar Russian Vodka Room.

La ironía de todo esto es que la mayoría de los dueños de negocios rusos en Estados Unidos simpatizan mucho con Ucrania, ya que ellos mismos huyeron de la ex Unión Soviética o de la Rusia de Putin.