EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Defenderse de la invasión rusa con un fusil kaláshnikov

Un instructor voluntario enseña a los civiles a manejar un fusil de asalto
Un instructor voluntario enseña a los civiles a manejar un fusil de asalto Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Euronews con AP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En Ucrania, empuñar un arma se ha vuelto una necesidad urgente para muchos civiles. Este reportaje muestra cómo se inician al manejo de fusiles de asalto.

PUBLICIDAD

Aprender a empuñar un arma se ha vuelto una prioridad para muchos ucranianos civiles de la ciudad de Lviv. A unos 70 kilómetros de la frontera con Polonia, la ciudad también conocida como Leópolis, que hasta ahora se mantenía alejada de la guerra, ha encendido sus alarmas tras el bombardeo ruso con misiles cerca del aeropuerto el pasado viernes.

Aprender a manejar un fusil kaláshnikov

"Enseñamos a gente sin experiencia alguna y que nunca ha tenido un arma en sus manos. Así que lo primero es dar las nociones básicas de seguridad, para que no maten a su propia gente y ni se disparen a sí mismos. Pasamos tiempo explicando diferentes casos y después mostramos el manejo del arma, cómo cargar y descargarla, cómo sostenerla y apuntar con ella", explica Denis Girenko es uno de los instructores voluntarios que enseña a manejar un fusil kaláshnikov.

Primeros auxilios como hacer un torniquete

Aquí también imparten clases de primeros auxilios que enseñan, por ejemplo, cómo hacer un torniquete. La clase del sábado fue brevemente interrumpida por las sirenas, lo que obligó a los asistentes a refugiarse en el sótano de esta escuela internacional.

Ida y vuelta en la estación de Przemysl

Mientras miles de refugiados llegan a Polonia huyendo de la guerra, otros hacen el camino inverso, mo esta ucraniana que vive en Polonia y que ha decidido enrolarse en las Fuerzas de Defensa Territorial de Odesa.

"Tengo tres años de experiencia militar. Voy a defender a Ucrania que es lo más importante para mí, y junto con mi marido voy a ir a luchar".

Desde que empezó la guerra, la estación de tren de Przemysl es un punto de cruce de los ucranianos que salen del país y de los que regresan, ya sea para luchar o para llevar suministros.

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Texto y locución en español)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ucrania resiste bajo la desolación. La ayuda alimentaria llega a duras penas a las ciudades sitiadas

Cuarto fin de semana de protestas contra la invasión rusa de Ucrania

Ucrania pide más armas letales a la Unión Europea