This content is not available in your region

EEUU y UE llegan a un acuerdo sobre el GNL mientras Europa trata de reducir el gas ruso

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
EEUU y UE llegan a un acuerdo sobre el GNL mientras Europa trata de reducir el gas ruso
EEUU y UE llegan a un acuerdo sobre el GNL mientras Europa trata de reducir el gas ruso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Jarrett Renshaw y Nina Chestney

BRUSELAS/LONDRES, 25 mar – Estados Unidos trabajará para suministrar 15.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado (GNL) a la Unión Europea este año para ayudarla a desprenderse de los suministros energéticos rusos, dijeron el viernes los socios transatlánticos.

La UE pretende reducir su dependencia del gas ruso en dos tercios este año y poner fin a todas las importaciones de combustibles fósiles rusos para 2027 debido a la invasión rusa en Ucrania. Rusia suministra alrededor del 40% de las necesidades de gas de Europa.

La preocupación por la seguridad del suministro se vio reforzada esta semana después que Rusia ordenara el cambio de los pagos de los contratos de gas a rublos, lo que aumenta el riesgo que se produzca una reducción del suministro y un aumento de los precios.

Rusia advirtió el viernes a Occidente que la facturación en rublos de miles de millones de dólares de exportaciones de gas natural a Europa podría estar a punto de producirse y ordenó a Gazprom que resolviera cómo realizar los pagos en un plazo de cuatro días.

Altos representantes del Gobierno estadounidense no especificaron qué cantidad o porcentaje del suministro extra de GNL provendría desde Estados Unidos.

Las plantas de GNL estadounidenses están produciendo a plena capacidad y los analistas afirman que la mayor parte del gas estadounidense adicional que se envíe a Europa tendría que proceder de exportaciones que hubieran ido a otros lugares.

“Normalmente se tarda de dos a tres años en construir una nueva instalación de producción, por lo que este acuerdo puede tratarse más de la redirección de los suministros existentes que de nueva capacidad”, dijo Alex Froley, analista de gas y GNL en ICIS.

El GNL contratado no puede redirigirse fácilmente. Según los analistas, los precios del gas en Europa, ya de por sí elevados, tendrían que aumentar aún más para atraer esos cargamentos al bloque de los 27.

Incluso si los 15 km³ son alcanzables, “siguen estando muy lejos de sustituir las importaciones de gas ruso, que ascendieron a unos 155 km³ en 2021″, dijeron analistas del Banco ING.

DEPENDENCIA DE RUSIA

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también anunciaron un plan para formar un grupo de trabajo que reduzca la dependencia europea de los combustibles fósiles rusos.

La Comisión trabajará con los países de la UE para garantizar que puedan recibir unos 50 km³ de GNL estadounidense adicionales hasta al menos 2030. El año pasado, las exportaciones estadounidenses de GNL a la UE fueron de unos 22 km³.

La UE ya ha intensificado sus esfuerzos para conseguir más GNL tras las conversaciones con los países proveedores, lo que ha dado lugar a entregas récord de 10 km³ de GNL en más de 120 buques en enero.

Por su parte, Alemania, el mayor importador de gas ruso de la UE, declaró que ha hecho “progresos significativos” para reducir su exposición a las importaciones de gas, petróleo y carbón rusos.

Sin embargo, el ministro de Economía, Robert Habeck, también dijo que la mayor economía europea podría tardar hasta el verano de 2024 en desprenderse del gas ruso.

Las empresas energéticas alemanas afirmaron el jueves que su país necesita un sistema de alerta temprana para hacer frente a la escasez de gas, mientras las empresas y los países de la UE se apresuran a comprender las ramificaciones de la exigencia del presidente ruso Vladimir Putin de pagar el gas en rublos.

Esa exigencia aún debe ser respaldada por un mecanismo concreto.

Sin embargo, el Ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, aconsejó a los proveedores de energía alemanes que no pagaran el gas ruso en rublos, en una entrevista con la emisora Welt.

“(El presidente ruso) Vladimir Putin está tratando de mejorar su situación económica aquí. Si se paga en rublos —si se paga enteramente en rublos— entonces se fortalece su moneda”, dijo Lindner, quien añadió que la decisión es de los proveedores.