This content is not available in your region

La junta militar birmana promete "aniquilar" a sus oponentes durante el Día de las Fuerzas Armadas

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE & AFP
euronews_icons_loading
La junta militar birmana promete "aniquilar" a sus oponentes durante el Día de las Fuerzas Armadas
Derechos de autor  AFP

Demostración de fuerza del ejército en Birmania durante el aniversario de su más sangrienta represión de las protestas a favor de la democracia en el país. La junta militar ha prometido durante el Día de las Fuerzas Armadas aniquilar a sus opositores. 

Más de 8.000 miembros de las fuerzas de seguridad, tanques, camiones con misiles y artillería desfilaron por las calles principales de la nueva capital, Naipyidó.

Las tropas de la junta incendiaron la semana pasada decenas de casas en tres aldeas de una combativa región del norte del país, según los habitantes de las aldeas y los medios de comunicación locales.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado sanciones contra cinco empresas y contra cinco individuos vinculados a las Fuerzas Armadas de Birmania.

 Las sanciones llegan después de que el lunes, el Gobierno de EEUU declarara que la campaña generalizada de violaciones y asesinatos de familias rohinyá en Birmania constituyó un genocidio tras asegurar que la persecución fue "generalizada y sistemática".

 Las sanciones suponen el bloqueo de propiedades de los afectados en suelo estadounidense y la prohibición de mantener transacciones comerciales con ellos.

Los sancionados son el general de brigada Ko Ko Oo; el general mayor Zaw Hein; y los proveedores de armas Naing Htut Aung, Aung Hlaing Oo y Sit Taing Aung.

También se sancionó a las empresas International Gateways Group of Company Limited, Myanmar Chemical & Machinery, Htoo Group of COmpanies y Asia Green Development Bank Ltd, así como a la 66 División de Infantería Ligera del Ejército birmano.

Además de declarar el genocidio rohinyá, la Administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha sido una de las voces más críticas con el golpe de Estado del Ejército que acabó con el gobierno electo de la líder birmana Aung San Suu Kyi hace más de seis meses, y ya ha impuesto duras sanciones contra los miembros de la junta militar.