This content is not available in your region

Sorpresas y buenas actuaciones de las promesas en el segundo día del Grand Slam de Antalya de Judo

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Lucy Renshall, ganadora en menos de 63 kilos, en una imagen de archivo
Lucy Renshall, ganadora en menos de 63 kilos, en una imagen de archivo   -   Derechos de autor  FRANCK FIFE/AFP

Los jóvenes judocas locales se llevaron el protagonismo del segundo día del Grand Slam de Antalya, en Turquía. Antes de los combates, el público asistente fue testigo de una emocionante ceremonia de apertura, en la que el presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius Vizer, y el presidente de la Federación Turca de Judo, Sezer Huysuz, inauguraban oficialmente el Grand Slam de este año.

Ya sobre el tatami, la británica Lucy Renshall retomó su asombrosa racha de victorias para superar en la final de menos de 63 kilos a la húngara Szofi Ozbas y defender así su título del Grand Slam de Antalya de 2021. El propio Marius Vizer se encargaba de entregar a Renshall su nueva medalla de oro.

En menos de 73 kilos, la joven sensación de Georgia, Giorgi Terashvili, conseguía su primera medalla en el Circuito Mundial de Judo, de oro, al derrotar al italiano Manuel Lombardo, que recientemente cambiaba de categoría de peso. El presidente de CEDCO Hungría, Michael Michaely, hacía los honores en el podio.

Sorprendente Schmidt

Y vibrante final la de menos de 70 kilos, en la que la francesa Marie Eve Gahie, excampeona del mundo, remontaba un marcador adverso para llevarse el triunfo por ippon ante la austriaca Bernadette Graft

Tras recibir su merecida presea de manos del director general de la Federación Internacional de Judo, Vlad Marinescu, la francesa resumía como había vivido ella el emocionante combate: "Justo antes tuve un waza-ari en contra, así que me tocó mantener la calma. Me dije a mí misma 'tienes tiempo', y no me asusté, porque tiendo a entrar en pánico. Así que eso fue exactamente lo que me dije, "tienes tiempo".

La sorpresa del día la protagonizó el joven brasileño Guilherme Schmidt, que en su camino hacia la final de menos de 81 derrotaba al campeón del mundo Matthias Casse. Allí se veía las caras con el hombre al que todo el mundo había venido a ver: el héroe local Vedat Albayrak.

Pero era el día de Schmidt, que hacía desaparecer las esperanzas de la grada y que se hacía con su primera medalla de Grand Slam con una fantástica transición al suelo. Yavuz Yükselir, presidente del grupo Yükselir, colgaba a Schmidt su más que merecido oro.

"Intenté mantener la calma y concentrarme en el combate, sobre tras ir perdiendo después del waza-ari", explicaba tras su triunfo el brasileño. "Tuve que trabajar muy duro, y estoy encantado de haber conseguido mi primera medalla de oro".

A pesar de la derrota final de Albayrak el público turco disfrutó y mucho de la segunda jornada de torneo, gracias en buena medida a las sólidas actuaciones de los judocas locales, autores tanto de sorprendentes lanzamientos como de un gran trabajo en el suelo. La nueva generación del judo turco viene pegando fuerte.

El Grand Slam de Antalya concluye este domingo.