This content is not available in your region

Ucranianos regresan a casa desde Polonia para una Pascua especial

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ucranianos regresan a casa desde Polonia para una Pascua especial
Ucranianos regresan a casa desde Polonia para una Pascua especial   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Joanna Plucinska y Kuba Stezycki

VARSOVIA, 22 abr – Maria Verbyana, de 19 años, se mudó a Varsovia para escapar de Leópolis, Ucrania, hace un mes en medio de la amenaza de los bombardeos rusos. Pero, a medida que se acerca la Pascua ortodoxa del domingo, no podía imaginar estar lejos de su sacerdote y su familia.

A última hora de la noche del jueves, abordó un autobús de regreso a casa, decidida a pasar la Semana Santa como voluntaria para ayudar a los soldados ucranianos, interpretando canciones populares y rezando y cantando con el padre Taras.

Ella es una de las miles que regresarán a Ucrania para Semana Santa, a pesar del riesgo continuo de bombardeos y ataques en medio de la agresión de Rusia sobre Ucrania, especialmente en el este y el sur.

“Ucrania se encuentra ahora en la culminación de su historia y, por lo tanto, será la Pascua más especial y sagrada de la historia de Ucrania”, dijo Verbyana.

“Un mono con una granada vive junto a nosotros, por lo que no puede estar seguro en ningún lugar, ni siquiera en Leópolis. Pero esperamos que esta Pascua sea especial para nosotros. Y que, de hecho, el Señor nos protegerá”.

Si bien más de cinco millones de ucranianos han abandonado Ucrania desde el 24 de febrero, los datos de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas, ACNUR, muestran que más de un millón también han vuelto a ingresar. No está claro cuántos de los retornos son permanentes.

Los inmigrantes que optaron por regresar dijeron que los impulsaba la incapacidad de encontrar trabajo en el extranjero o el deseo de reunirse con sus familias, mientras sus hogares no estaban siendo bombardeados u ocupados.

Mariia Litokh, de 21 años, vive y estudia en Polonia desde hace años. En el pasado, pasaba sus Pascuas viajando. Pero este año, sintió que era particularmente importante volver y ver a su familia en Vyzghorod, cerca de Kiev.

“Ahora quiero volver simplemente para verlos porque nunca se sabe”, dijo antes de abordar un Flixbus a Kiev. “Cuando tenemos ese momento, empezamos a pensar de manera diferente sobre lo que tenemos y lo apreciamos mucho más”.

En particular, quería ver a su abuela que vive en un pueblo ocupado por las fuerzas rusas. Litokh no pudo hablar con ella durante la ocupación y ahora quiere entregarle un regalo especial.

“Quería dibujar su retrato”, dijo Litokh. “Y cuando vio una foto de él una vez que liberaron su pueblo, suplicó verlo en la vida real”.

Al desembarcar en Kiev, dijo que se emocionó al ver los pueblos de Ucrania, especialmente los que estaban alrededor de la ciudad que estaban ocupados.

“Fue difícil de ver, pero estoy contento de venir aquí aunque sea por poco tiempo”.

¿NOSQUEDAMOS?

Muchos de los ucranianos que regresaron para Pascua dijeron que no estaban seguros de si se quedarían en casa o regresarían a Polonia mientras lidiaban con la incertidumbre de los ataques en curso.

Katerina Cherik, de 32 años, dijo que más que nada quiere regresar a Kiev y a su trabajo en un hotel. Pero cuando abordó un autobús a Kovel en el noroeste de Ucrania, donde vive su familia, dijo que no estaba segura de qué haría después de Pascua.

“La vida es impredecible. No sabemos qué pasará mañana. Tengo una familia en Polonia y una familia en Ucrania. Así que lo más probable es que regrese con la familia de mi hermana y siga viviendo en Polonia”, apuntó.

Pero Olena Lishchuk dijo que, a pesar de los ataques a su casa en Dubno, esperaba quedarse en Ucrania y ayudar a los soldados en el frente mientras aún fuera seguro hacerlo.

“No puedo expresar la cantidad de miedo que esto me trae. Lloro cuando leo las noticias, luego otra vez por la noche. Mi yerno está peleando en esta guerra ahora”, dijo.

“Pero si está tranquilo, entonces me quedaré. Necesito hornear pirozhkis para los chicos del frente”.