This content is not available in your region

Ucrania | El ataque ruso en Odesa y Járkov deja al menos una decena de muertos

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & Euronews  con Agencias
euronews_icons_loading
Un edificio de apartamentos dañado tras un bombardeo ruso en Odesa, Ucrania, el 23 de abril de 2022.
Un edificio de apartamentos dañado tras un bombardeo ruso en Odesa, Ucrania, el 23 de abril de 2022.   -   Derechos de autor  AP / Max Pshybyshevsky

Al menos ocho personas habrían muerto este sábado en Odesa luego de que varios misiles hayan impactado en la ciudad ucraniana, informaron las autoridades locales.

Detallan que un edificio de apartamentos fue alcanzado. Rusia, por su parte, confirmó el ataque pero sobre un aeródromo militar, donde dice haber utilizado misiles de alta precisión.

Desde el inicio de la guerra, Moscú evita confirmar ataques deliberados en zonas de civiles.

Tras el ataque en Odesa, el titular de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, expresó en Twitter que Rusia debe ser declarada como un "Estado patrocinador del terrorismo" y que la comunidad internacional debe cortar los lazos económicos y políticos con dicho país.

El único objetivo de los ataques rusos con misiles en Odesa es el terror. Rusia debe ser considerada un Estado patrocinador del terrorismo y ser tratada en consecuencia. Nada de negocios, nada de contactos, nada de proyectos culturales. Necesitamos un muro entre la civilización y los bárbaros que atacan ciudades pacíficas con misiles.
Dmytro Kuleba, ministro de Exteriores de Ucrania
Mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter.

En Mariúpol, mujeres y niños piden desesperadamente ser evacuados. Sin embargo, el Gobierno de Ucrania dice no poder abrir los corredores humanitarios ya que acusa a Rusia de no ofrecer garantías de seguridad.

El Ejército ruso "frustró" la evacuación de civiles del puerto asediado de la ciudad, según Pyotr Andryushchenko, ayudante del alcalde de Mariúpol. Dijo en la aplicación para móviles, Telegram, que las tropas rusas habían dispersado a unos 200 civiles que se habían reunido para esperar los autobuses de evacuación, diciéndoles que "ahora habrá bombardeos". Los esfuerzos de evacuación anteriores han fracasado repetidamente debido a los intensos combates.

Paralelamente, la planta siderúrgica de Azovstal, el último bastión ucraniano en Mariúpol, vuelve a ser bombardeada por las tropas rusas después de haber desistido en los últimos días.

Volodímir Zelenski se refirió a la situación de los resistentes de Mariupol en su última conferencia de prensa, que, en un alarde de resistencia, celebró en una estación de metro de la capital.

"Hemos dicho que estamos listos para cualquier formato posible de intercambio para nuestra gente que está atrapada en esta terrible situación, en un entorno tan sangriento, por todos lados. Pero cuando el presidente ruso habló hace poco -me han mostrado su mensaje- de que 'queda una ciudadela allí pero no la atacaremos' pero luego, en apenas dos horas, sus tropas empiezan a bombardearla... Cualquier cuestión de confianza ya no está sobre la mesa, tengamos al menos un diálogo pragmático", expresó el mandatario.

Varias imágenes por satélite captadas por la empresa estadounidense Maxar muestran la expansión de un segundo conjunto de fosas comunes cerca de la ciudad de Mariúpol. Recientes informes de los medios de comunicación ucranianos afirman que los soldados rusos han estado transportando los cuerpos de la población asesinada en esta localidad llamada Masnush para enterrarlos. Y en Járkov, cuatro personas murieron como resultado del bombardeo que tuvo lugar la tarde de este sábado.