This content is not available in your region

Grecia | Llegan 21.000 refugiados ucranianos en dos meses

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
"Volveremos a nuestros hogares, reconstruiremos nuestras casas y las haremos más fuertes" aseguraron en Serres
"Volveremos a nuestros hogares, reconstruiremos nuestras casas y las haremos más fuertes" aseguraron en Serres   -   Derechos de autor  Andreea Alexandru/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

El campo de refugiados de Serres, en el norte de Grecia, a una hora de Salónica, acoge a 132 refugiados ucranianos. La mayoría son mujeres y niños.

A pesar de estar lejos de casa, con una vida interrumpida por la violencia, Tatiana y Krystyna decidieron que cumplirían con todas las costumbres de Pascua. Seguirían en pie con ánimo firme.

Una mañana, los refugiados se reunieron en el centro del campamento para pintar huevos, hacer velas y hornear bollos tradicionales.

Tatiana Babaru es historiadora y habla ucraniano y griego. Opta por hablar en ambos idiomas y no puede contener las lágrimas:_ "En Pascua cocinamos muchas cosas sabrosas, buenas. La Pascua tiene que ver con el renacimiento. Soy de Kiev, tuvimos que irnos. A pesar de todas las dificultades, es Pascua. Tenemos una fe sólida y respetamos nuestras tradiciones. Hacemos bollos tradicionales de Pascua y pintamos h uevos con flores y árboles. Esto simboliza la vida y el renacimiento. También pintamos el sol, nos encanta la luz. Nos da fuerza y valor"._

Los refugiados ucranianos recuerdan su tierra natal a través de las canciones que les gustan. Los niños pequeños juegan y dibujan coloridos huevos de Pascua con la ayuda de Krystyna Scheglova, también refugiada ucraniana:_"Por supuesto, intentamos que los niños se sientan como en casa. Hicimos bollos de Pascua como los que hacemos en casa, porque nuestros bollos de Pascua son diferentes de los griegos ... Problemas graves de salud y traumas, grandes traumas. _El dolor es grande, pero pensamos en nuestros hijos. Han perdido su patria, no deben perder su historia, sus tradiciones. Con los huevos, los bollos y las velas queremos darles un poco de alegría y esperanza. Todo irá bien y reconstruiremos nuestras vidas".

En el campamento viven 36 niños, 30 van ya a la escuela. Todos los niños aprenden griego.

Desde el primer día que llegaron al país, los refugiados ucranianos van a la iglesia y rezar. Especialmente en Semana Santa, esta necesidad es aún más intensa, ya que esperan que la tradición cristiana de la resurrección de Jesús traiga el fin de esta sangrienta guerra. La Iglesia Ortodoxa les acompaña.

Tatiana Babaru no tiene la menor duda:"Volveremos a nuestros hogares, reconstruiremos nuestras casas y las haremos más fuertes. Tuvimos vidas hermosas y queremos recuperarlas. No queremos pasear y maravillarnos en tierras extranjeras. No queremos que nuestros hijos sean bombardeados y mueran".

En los últimos dos meses, unos 21.000 ucranianos han llegado a Grecia.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)