This content is not available in your region

Ola de calor en India y Pakistán pone en jaque la recuperación económica y la salud de millones

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con Agencia EFE
euronews_icons_loading
Un niño bebe agua de un camión cisterna, mientras otros esperan para beber en Nueva Delhi, India. (Archivo).
Un niño bebe agua de un camión cisterna, mientras otros esperan para beber en Nueva Delhi, India. (Archivo).   -   Derechos de autor  AP / Sebastian John

Un tiempo anormalmente caluroso se ha instalado en India y Pakistán. Según los pronósticos, hay una situación alarmante. En Delhi se espera que las temperaturas suban hasta los 45 grados en los próximos días, seis grados por encima de lo normal.

Debido al calor en el país se han producido cortes de electricidad. Los sistemas de aire acondicionado y ventilación están funcionando las veinticuatro horas del día en muchos hogares, lo que ha aumentado drásticamente la carga de las redes eléctricas. Al mismo tiempo, hay escasez de carbón en las centrales, que se utiliza para generar el 70 % de la electricidad del país. Para garantizar un suministro más rápido de combustible en los trenes de mercancías, India ha reducido temporalmente el número de trenes de pasajeros.

Una situación similar se observa en Pakistán, donde la capacidad generada no es suficiente para cubrir las necesidades, lo que provoca muchas horas de apagones tanto en las ciudades como en las zonas rurales.

Además, el calor destruye las cosechas, en particular el trigo, lo que podría hacer fracasar los planes de India que pretendía sustituir los suministros de los campos rusos y ucranianos por trigo indio. Los economistas temen que, en estas condiciones, la esperada recuperación económica tras la pandemia esté en peligro.

"En un momento en el que el mundo está soportando una enorme presión en cuestión de seguridad alimentaria", señaló la portavoz de la OMM, Clare Nullis, quien subrayó el carácter inusual de esta ola, en una zona donde este tipo de fenómenos son más propios del mes de mayo.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) alertó que la ola de calor "afectará a la salud de millones de personas". Nullis afirmó que es demasiado pronto para señalar al cambio climático como responsable directo de esta ola de calor, pero admitió que encaja dentro los efectos esperados por la organización de acuerdo con análisis previos.