This content is not available in your region

En Países Bajos el mercado del aceite de girasol se ve amenazado por estafadores

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con EBU
euronews_icons_loading
AP
AP   -   Derechos de autor  AP Photo

Aziz Odilov es el propietario de Bestolie, uno de los mayores importadores de aceite de girasol de los Países Bajos. Debido a la guerra en Ucrania, Aziz tiene dificultades para satisfacer la demanda. Sus principales proveedores no pueden sacar el aceite de Ucrania.

Además de tener que decepcionar a sus clientes, Odilov se enfrenta a otro problema. Los estafadores han copiado su sitio web. Los delincuentes también se han dado cuenta de la escasez de petróleo.

Tres de sus clientes han pagado grandes cantidades a los estafadores, ya que pensaban que estaban haciendo un pedido a Odilov.

Otros venden aceite de girasol que no cumple las normas europeas, dice Odilov.

"Vemos que el mercado está ahora lleno de aceites sin certificación", explica. "La calidad no cumple las normas europeas. Nos parece muy preocupante porque no sabemos cómo se ha mezclado este aceite, qué tipo de aditivos e ingredientes contiene".

Los camioneros ucranianos tardaron seis días en transportar su carga de aceite de girasol desde Ucrania hasta Berkel y Rodenrijs, en los Países Bajos. Estuvieron atrapados en la frontera polaca durante tres días.

Cada camión contiene 25 000 litros de aceite de girasol. Parece mucho, pero no es suficiente para reponer la escasez en los supermercados. Los delincuentes y los traficantes turbios también lo saben.

Odilov ha informado de ello a la Autoridad Holandesa de Seguridad Alimentaria y de los Productos de Consumo (NVWA), pero la NVWA dice que aún no ha recibido ninguna señal al respecto. Odilov también ha denunciado a la policía que el sitio web de su empresa ha sido copiado por estafadores.

Mientras tanto, la escasez es claramente visible en los supermercados.

Antes de la guerra, este supermercado vendía seis tipos diferentes de aceite de girasol. El más barato costaba 1 euro 49 por litro. Si puedes encontrarlo, ese mismo aceite te costará ahora 2,99 por litro. Algunos supermercados piden más de 4 euros por un litro de aceite de girasol.