This content is not available in your region

Casos de misoginia y porno acorralan a los 'tories' tras el 'partygate' antes de la cita electoral

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con EFE
euronews_icons_loading
Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, en Londres, el 27 de abril de 2022.
Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, en Londres, el 27 de abril de 2022.   -   Derechos de autor  AP Photo/Matt Dunham

Los escándalos pueden pasar factura al Partido Conservador de Boris Johnson. El premier británico se somete este jueves a su primer test electoral tras el partygate. Inglaterra, Gales y Escocia celebran elecciones locales. Irlanda del Norte autonómicas.

Al terremoto causado por las fiestas organizadas en Downing Street en pleno confinamiento, se suman ahora dos casos de porno y misoginia. Primero fueron las acusaciones anónimas sexistas de tories a la número dos del Laborismo, Angela Rayner, diciendo que cruza y descruza las piernas en el Parlamento para distraer a Johnson. Después, el diputado conservador Neil Parish se vio obligado a dimitir tras ser acusado de mirar pornografía en su móvil en las sesiones de la Cámara de los Comunes. 

A todo ello se une una inflación interanual desbocada, que ya alcanza el 7%.

Los sondeos dicen que los conservadores perderán terreno en la cita con las urnas, del jueves. El 58% de los consultados desaprueba la gestión del Gobierno Johnson, frente al 23% que la respalda.