This content is not available in your region

EEUU compartirá tecnología de la vacuna COVID-19, dice Biden en la cumbre mundial

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
EEUU compartirá tecnología de la vacuna COVID-19, dice Biden en la cumbre mundial
EEUU compartirá tecnología de la vacuna COVID-19, dice Biden en la cumbre mundial   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Ahmed Aboulenein

WASHINGTON – Estados Unidos compartirá tecnologías utilizadas para fabricar vacunas contra el COVID-19 a través de la Organización Mundial de la Salud y está trabajando para expandir las pruebas rápidas y los tratamientos antivirales para poblaciones de difícil acceso, dijo el jueves el presidente Joe Biden.

Estados Unidos contribuirá con 200 millones de dólares más a un fondo de salud global para la preparación para futuras pandemias en el Banco Mundial, dijo, lo que eleva su contribución total a 450 millones de dólares.

“Estamos poniendo a disposición tecnologías de salud que son propiedad del Gobierno de los Estados Unidos, incluida la proteína de punta estabilizada que se usa en muchas vacunas COVID-19″, dijo Biden en su discurso de apertura de la segunda cumbre mundial COVID-19.

La cumbre, organizada conjuntamente por Estados Unidos, Belice, Alemania, Indonesia y Senegal, se llevará a cabo virtualmente el jueves para que los países discutan los esfuerzos para poner fin a la pandemia y prepararse para futuras amenazas a la salud.

Está configurado para aprovechar los esfuerzos y compromisos realizados en la primera cumbre mundial en septiembre, incluida la vacunación de más personas, el envío de pruebas y tratamientos a las poblaciones de mayor riesgo, la ampliación de las protecciones para los trabajadores de la salud y la generación de financiamiento para la preparación ante una pandemia.

Al menos otros 14 países Canadá, Colombia, India, Italia, Japón, Nueva Zelanda, Nigeria, Noruega, Palau, Ruanda, Sudáfrica, Corea del Sur, España y Tanzania así como la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea, compañías del sector privados, empresas del sector como Google, y organizaciones no gubernamentales como la Fundación Bill y Melinda Gates, asisten a la cumbre.

“Esta cumbre es una oportunidad para renovar nuestros esfuerzos, para mantener el pie en el acelerador cuando se trata de controlar esta pandemia y prevenir futuras crisis de salud”, dijo Biden.

Hizo un llamado a los dirigentes mundiales para que consideren cómo sus países podrían contribuir aún más a la respuesta global a la pandemia.

“Es por eso que sigo pidiendo al Congreso aquí en casa que tome medidas urgentes para proporcionar fondos de emergencia para el COVID-19 que son vitales para asegurarnos de que mantenemos nuestros suministros de pruebas, tratamientos y vacunas para el COVID-19, incluida la próxima generación de vacunas que se están desarrollando”, dijo.

“La solicitud también incluye 5 millones de dólares para mantener nuestra asociación global en la lucha contra el COVID-19, para mantener nuestros esfuerzos para vacunar a las personas en todo el mundo”.

Biden ha pedido al Congreso más de 22.500 millones de dólares en fondos más de respuesta al COVID-19, incluidos 5.000 millones de dólares para ayuda internacional. Sin embargo, los parlamentarios no han logrado aprobar ningún proyecto de ley de financiamiento y quienes negocian el paquete no han podido ponerse de acuerdo sobre cómo pagar la respuesta global.

Estados Unidos ha entregado más de 500 millones de dosis de vacunas a más de 100 países como parte de los 1.200 millones de dosis que prometió en la primera cumbre de septiembre y ya ha comprometido más de 19.000 millones de dólares en fondos para vacunas, pruebas, tratamientos y otras formas de asistencia, dijo Biden.

También ayudó a recaudar más de 3.100 millones de dólares en compromisos para la respuesta internacional a la pandemia antes de la cumbre, dijo un alto responsable de la administración de Biden.

“Todavía queda mucho por hacer. Esta pandemia no ha terminado”, dijo Biden. “Hoy, marcamos un hito trágico aquí en los Estados Unidos, 1 millón de muertes por COVID, 1 millón de sillas vacías alrededor de una mesa familiar. Cada uno irremplazable”.