This content is not available in your region

Tiroteo mortal en una escuela primaria en Texas, EEUU, al menos 18 niños muertos

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
Exterior de la escuela atacada
Exterior de la escuela atacada   -   Derechos de autor  William Luther/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Al menos 21 personas murieron este martes, entre ellas 18 niños y un profesor, en un tiroteo en una escuela primaria de la localidad de Uvalde , Texas, EE.UU., donde también falleció el agresor que fue abatido por los agentes de policía que acudieron al lugar de los hechos.

Así lo señaló el gobernador de Texas, Greg Abbott, en una rueda de prensa en la que precisó que el atacante tenía 18 años. Abbott añadió que el agresor identificado como Salvador Romas era estadounidense y estudiante del instituto de secundaria de Uvalde.

El gobernador de Texas explicó que Romas entró con un arma de mano y, posiblemente con un rifle, en el centro Robb Elementary School, de la localidad de Uvalde, a unas 83 millas (133 kilómetros) de San Antonio, cerca de la frontera con México.

El centro sanitario Uvalde Memorial Hospital apuntó en un comunicado en Facebook que hay trece heridos que han sido trasladados a sus instalaciones en ambulancias o autobuses, mientras que dos de las víctimas mortales ya habían fallecido a su llegada al hospital. 

Otro centro médico, University Health, tuiteó que está atendiendo a dos pacientes heridos por los disparos en ese colegio, un menor y un adulto, y que están siendo examinados. 

El ataque contra el centro Robb Elementary School, donde estudian menores de entre 7 y 10 años, se produjo sobre las 11.37 hora local (16.37 hora GMT).

El presidente de EEUU, Joe Biden, se dirigió la nación nada más llegar de su gira por Asia y se preguntó cuándo su país se plantará ante el "lobby" de armas.

"Como nación nos tenemos que preguntar cuándo en el nombre de Dios vamos a enfrentarnos a los grupos de presión a favor de las armas, cuándo en el nombre de Dios vamos a hacer lo que en el fondo sabemos que hay que hacer", dijo Biden en su discurso en la Casa Blanca.

"Estoy cansado. Tenemos que actuar. Todos sabemos lo que hay que hacer", recalcó el presidente, visiblemente afectado, enviando de nuevo un mensaje a los legisladores de su país para regular el control de armas.

Se preguntó por qué los estadounidenses tienen que seguir viviendo con estas "carnicerías" y por qué éste es el único país en el que se producen matanzas de este tipo.

E insistió en la necesidad de convertir "el dolor en acción" y tener la "valentía" de enfrentarse a los grupos de presión a favor de las armas. "Por cada padre, por cada ciudadano de este país, tenemos que dejar claro a cada cargo electo de EE.UU. que es el momento de actuar", repitió. 

Biden ordenó que la bandera de Estados Unidos ondee a media asta en la Casa Blanca, así como en todos los edificios oficiales, instalaciones militares y buques de guerra hasta la puesta de sol del próximo 28 de mayo por esta matanza.

El tiroteo de Uvalde es el segundo mayor en un centro escolar en una década en Estados Unidos y Biden recordó en su discurso cómo hace ahora diez años morían en la escuela de primaria de Sandy Hook en Connecticut 26 personas, incluidos 21 niños.