This content is not available in your region

La UE aprueba definitivamente las sanciones contra el petróleo ruso y el Sberbank

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

BRUSELAS, 2 jun -La Unión Europea dio el jueves su aprobación final a las nuevas sanciones contra el petróleo ruso y el banco Sberbank, tras muchas disputas con Hungría, como castigo por la invasión de Ucrania el 24 de febrero.

Los líderes de la UE, acostumbrados a un abundante suministro de energía rusa, acordaron un embargo de las importaciones de crudo que entrará en vigor plenamente a finales de 2022. Hungría y otros dos Estados centroeuropeos sin litoral obtuvieron exenciones para las importaciones por oleoducto de las que dependen.

La sexta ronda de sanciones también incluyó la exclusión del mayor banco ruso, Sberbank, del sistema de transacciones internacionales SWIFT.

La guerra llevó las relaciones entre Rusia y Occidente a nuevos mínimos y las últimas sanciones de la UE cortarán el 90% de las importaciones de petróleo ruso al bloque de 27 naciones y 450 millones de personas.

“Esto reducirá la capacidad de Rusia para financiar su guerra”, dijo la jefa de la Comisión Ejecutiva de la UE, Ursula von der Leyen, sobre las medidas.

Sin embargo, una persona prominente que no será incluida en la lista negra a pesar de los planes para incluirlo es el jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el Patriarca Kirill, un estrecho aliado de Putin. La oposición húngara bloqueó la necesaria unanimidad de la UE.

En las últimas semanas, Hungría ha intensificado sus exigencias en relación con el embargo de petróleo. Para convencer a Budapest, otros países de la UE aceptaron suavizarlo eximiendo el crudo suministrado por el oleoducto Druzhba que va a Hungría, Eslovaquia y la República Checa.

El único refinador de petróleo de Eslovaquia, Slovnaft, una unidad del grupo húngaro MOL, dijo que las sanciones prohibirían las exportaciones de productos petrolíferos después de ocho meses a sus mercados clave, la República Checa, Austria y Polonia, además de imposibilitar el abastecimiento del mercado nacional. 

Además de prohibir las importaciones por vía marítima a Europa, las nuevas sanciones también incluyen la prohibición inmediata de asegurar los buques que transporten petróleo ruso a otros lugares, según declaró un portavoz de la UE a Reuters, mientras que los contratos existentes se eliminarán gradualmente en seis meses.

Los expertos de la UE afirman que esto complicaría los esfuerzos de Rusia por encontrar otros mercados para su crudo.