This content is not available in your region

Si el primer ministro británico Boris Johnson es destituido, ¿quién podría sustituirlo?

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Si el primer ministro británico Boris Johnson es destituido, ¿quién podría sustituirlo?
Si el primer ministro británico Boris Johnson es destituido, ¿quién podría sustituirlo?   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Andrew MacAskill

LONDRES, 6 jun – El primer ministro británico, Boris Johnson, se enfrentará el lunes a una moción de censura tras una serie de escándalos, incluido un informe oficial condenatorio sobre las fiestas durante el confinamiento por el COVID-19 en su residencia oficial.

Johnson ha prometido seguir luchando al frente del Gobierno, pero si es destituido comenzará una contienda para sustituirlo.

A continuación, un resumen de algunos posibles candidatos:

LIZTRUSS

La ministra de Asuntos Exteriores es la preferida de las bases de los conservadores y encabeza regularmente las encuestas entre los miembros del partido realizadas por el sitio web ConservativeHome.

Truss tiene una imagen pública muy cuidada y el año pasado fue fotografiada en un tanque, evocando una famosa imagen de 1986 de la primera jefa de Gobierno de Reino Unido, Margaret Thatcher, que también fue captada en esa pose.

La ministra, de 46 años, pasó los dos primeros años del mandato de Johnson como secretaria de comercio internacional, defendiendo el Brexit, y el año pasado fue nombrada principal negociadora de Reino Unido con la Unión Europea.

Truss dijo el lunes que Johnson tiene su “respaldo al 100%” e instó a sus colegas a apoyarlo.

JEREMYHUNT

El exsecretario de Asuntos Exteriores, de 55 años, quedó en segundo lugar tras Johnson en la contienda por el liderazgo de 2019. Ofrecería un estilo de liderazgo más serio y menos controvertido tras el agitado mandato de Johnson.

En los últimos dos años, Hunt ha aprovechado su experiencia como exsecretario de Sanidad para presidir el comité selecto de salud y no se ha visto empañado por haber servido en el Gobierno actual.

A principios de este año, dijo que su ambición de convertirse en primer ministro “no se ha desvanecido por completo”.

RISHISUNAK

El ministro de Finanzas era hasta el año pasado el favorito para suceder a Johnson. Sunak fue elogiado por un paquete de rescate de la economía durante la pandemia del coronavirus, que incluía un programa de conservación de puestos de trabajo, que evitó el desempleo masivo, y que podría costar hasta 410.000 millones de libras (514.000 millones de dólares).

Pero ha recibido críticas por no dar suficientes ayudas al coste de la vida a los hogares, por la condición de no domiciliada de su adinerada esposa y por la multa que recibió, junto con Johnson, por incumplir las normas de confinamiento.

Su presupuesto de ingresos y gastos del año pasado puso a Reino Unido rumbo a la mayor presión fiscal desde la década de 1950, socavando su supuesta defensa de una reducción de impuestos.

Sunak dijo el lunes que apoyaba el liderazgo de Johnson.

NADHIMZAHAWI

El actual secretario de Educación impresionó como ministro de Vacunas cuando Reino Unido tuvo una de los despliegues más rápidos de la vacunación contra el COVID-19 en el mundo.

La historia personal de Zahawi, antiguo refugiado de Irak que llegó a Reino Unido de niño, le diferencia de otros aspirantes conservadores.

Fue cofundador de la empresa de encuestas YouGov antes de entrar en el Parlamento en 2010. La semana pasada dijo que en algún momento sería un “privilegio” ser primer ministro.

PENNYMORDAUNT

La exministra de Defensa fue despedida por Johnson cuando éste se convirtió en primer ministro, después que apoyara a su rival Hunt durante la última contienda por el liderazgo.

Mordaunt fue una apasionada defensora de la salida de la Unión Europea y llegó a los titulares nacionales por participar en un ya desaparecido programa de telerrealidad de buceo.

Actual ministra de Comercio, Mordaunt calificó de “vergonzosos” las fiestas del Gobierno que incumplieron las normas de confinamiento. El mes pasado dijo que los votantes querían ver “profesionalidad y competencia” en el Ejecutivo.

(1 dólar estadounidense = 0,7971 libras)