This content is not available in your region

Francia combate un incendio mientras se extiende la ola de calor

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Francia combate un incendio mientras se extiende la ola de calor
Francia combate un incendio mientras se extiende la ola de calor   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

PARÍS, 15 jun – Más de 100 bomberos fueron movilizados el miércoles para hacer frente a un incendio en el sur de Francia, al tiempo que se avisaba de que una de las olas de calor más prematuras desde hace décadas se cierne sobre algunas partes del país.

El incendio en la región de Lozère, que ha arrasado 70 hectáreas, ha sido controlado durante la noche, pero existe un alto riesgo de que se reavive, según la prefectura local.

La agencia estatal de pronósticos meteorológicos Météo France dijo que se está asentando una “ola de calor severa y prematura”, causada por una masa de aire caliente que se desplaza desde el norte de África.

El organismo define una ola de calor como un periodo de temperaturas anormalmente elevadas que se mantienen durante varios días, y dijo que se podrían superar los 40°C el viernes en el suroeste del país.

El canal meteorológico La Chaine Météo dijo que, de confirmarse, el 17 de junio sería la fecha más temprana registrada en Francia en la que se ha superado este umbral de temperatura.

En Burdeos, las autoridades locales se preparaban para distribuir agua entre las personas sin hogar, informó Le Monde.

Los equipos de bomberos han combatido esta semana varios incendios en el Gard, un departamento administrativo situado a lo largo de la costa mediterránea francesa, y la empresa estatal EDF dijo el lunes que se esperaban restricciones de producción durante toda la semana en la planta nuclear de Saint Alban debido a un bajo caudal en el río Ródano.

En París, el mercurio podría alcanzar los 35 Celsius el sábado antes de que una tormenta prevista enfríe las temperaturas, según Météo France.

La temperatura más alta de la historia de Francia, 46°C, se registró el 28 de junio de 2019 en la localidad sureña de Vérargues.

Por su parte, España está soportando su ola de calor más prematura en más de 40 años, con temperaturas que esta semana superan los 40°C en algunas zonas del centro y del sur.

Ambos países han registrado este año el mes de mayo más caluroso de la historia, con lo que aún se han secado más los suelos que ya habían recibido escasas lluvias este año.