This content is not available in your region

El sector de la aviación y la Comisión Europea trabajan por el objetivo de cero emisiones para 2050

Access to the comments Comentarios
Por Michele Carlino
euronews_icons_loading
Pasajeros subiendo a un avión en el aeripuerto de Lyón, Francia
Pasajeros subiendo a un avión en el aeripuerto de Lyón, Francia   -   Derechos de autor  Euronews

Aviación con cero emisiones. Es el objetivo del sector para 2050 y la Comisión Europea tiene en marcha varios programas para lograrlo.

Uno de ellos, Connecting Europe Days, reunió en la ciudad francesa de Lyon a todas las empresas involucradas.

"La emisión neta cero a nivel mundial está marcada para la aviación en 2050 en los acuerdos de París, nosotros en el perímetro del aeropuerto lo esperaremos en 2026, es decir, casi 25 años antes", celebra el presidente de VINCI Airports Nicolas Notebaert.

Una de las herramientas es reducir el uso de combustibles fósiles, responsables de gran parte de las emisiones nocivas, mediante motores más eficientes y combustibles menos contaminantes.

Sin embargo, tendrán que cumplir unos requisitos precisos, como explica la Comisaria de Transportes de la UE, Adina-Iona Vălean: "Los combustibles alternativos tienen que ser sostenibles, son una de las cosas alternativas para un modo de transporte más sostenible. Lo importante para nosotros es asegurarnos de que los distintos sectores no se canibalicen entre sí con el mismo tipo de combustible. Así que apoyamos el aumento de los volúmenes y tratamos de promover las tecnologías más adecuadas para descarbonizar, en un modo u otro".

El reto, asumido por los gigantes de la energía, es aumentar la cuota de biocombustible, con la reducción paralela de las emisiones contaminantes. Una opción ya disponible gracias a la llamada combustión BAF, una mezcla de queroseno y propulsores de origen biológico.

Joel Navaron, presidente de Total Energies Aviation, explica que "si se utiliza el 100% de este biocomponente, imaginando que ya es posible, las emisiones serán hasta un 90% menos elevadas que si se utiliza un chorro fósil equivalente".

Para el sector de la aviación, los esfuerzos de cambio no terminan ahí. El sueño es hacer volar aviones con hidrógeno, en una perspectiva a medio plazo, en la que los fabricantes de aviones y los operadores de aeropuertos ya han empezado a trabajar.