This content is not available in your region

Ucrania niega que Rusia haya tomado Lisichansk

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Los bomberos del Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania limpian los escombros en un edificio residencial dañado en la ciudad de Serhivka, Ucrania, 2 de julio de 2022
Los bomberos del Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania limpian los escombros en un edificio residencial dañado en la ciudad de Serhivka, Ucrania, 2 de julio de 2022   -   Derechos de autor  Maxim Penko/The Associated Press

Banderas chechenas y rusas ondean en la última ciudad importante que queda en la región de Lugansk. Según el jefe de Chechenia, Lisichansk está ahora bajo control de las fuerzas rusas.

Ramzan Kadyrov ha anunciado que la ciudad ha sido tomada. Zamid Chalaev, comandante de un regimiento de fuerzas especiales que lleva el nombre del ex líder checheno Akhmad Kadyrov, destacaba en el vídeo que han difundido:"Sí, la ciudad está bajo control total, se está llevando a cabo una operación de limpieza".

Sin embargo, el ejército ucraniano ha rechazado estas afirmaciones y ha dicho que los intensos combates continúan en sus alrededores.

Un portavoz de la Guardia Nacional ucraniana afirma que la ciudad no ha sido sitiada y sigue bajo el control del ejército ucraniano.

Mientras tanto, las fuerzas armadas ucranianas compartieron imágenes de lo que aseguraron fue una explosión en unos almacenes del ejército ruso en el este de Ucrania. Sin embargo, no se especificó la ubicación exacta ni la fecha.

Rusia por su parte afirma haber disparado más misiles en el norte y en el sur del país. El Ministerio de Defensa ruso ha asegurado que destruyó cinco puestos de mando ucranianos en el Donbás y en la región de Mykolaiv, con armas de alta precisión.

Además, el ejército ruso ha atacado tres depósitos de municiones en la región de Zaporiyia y una base de armas ucraniana en Járkov.

Estas explosiones se producen un día después de que un bloque de apartamentos fuera atacado en Odesa matando al menos a 21 personas e hiriendo a decenas, un acto que el presidente ucraniano Volodímir Zelenski ha calificado de "terrorismo deliberado", una afirmación que el Kremlin niega.