This content is not available in your region

El amargo sabor de la sobreexplotación del mezcal en México

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con AFP
euronews_icons_loading
Las estrellas de la serie televisiva 'Breaking Bad', Bryan Cranston y Aaron Paul, tienen su propia marca de mezcal llamada "Dos Hombres".
Las estrellas de la serie televisiva 'Breaking Bad', Bryan Cranston y Aaron Paul, tienen su propia marca de mezcal llamada "Dos Hombres".   -   Derechos de autor  Diane Bondareff/Invision for Margaritaville Restaurant Times Square / AP

De esta planta nace el licor mexicano que está en boca de todos. El mezcal experimenta un 'boom' a nivel internacional y al mismo tiempo los riesgos de la sobreexplotación.

Sósima Olivera, productora de mezcal en el estado de Oaxaca, explica que una botella es el resumen de años de trabajo.

El mezcal se produce con maguey o también conocida como agave, una planta que dependiendo de su especie puede tardar en madurar entre 13 y 17 años. Sósima alerta de los riesgos que genera la fuerte demanda sobre la biodiversidad.

"Esta sobredemanda de los mercados nacionales e internacionales lleva a su vez consecuencias. Si se pide más planta por supuesto que hay más explotación de la tierra, de los paisajes, la biodiversidad, el agua, la leña... todo al final del día se trabaja para un interés económico", explica la productora de 50 años.

Las exportaciones de mezcal se dispararon de 19,7 millones de dólares en 2015 a 62,9 millones de dólares en 2020
Cifras del Gobierno de México

Estados Unidos, Canadá, España, Francia y Alemania están entre los mayores consumidores de esta bebida, que se produce en varios estados de México, pero que tiene en Oaxaca a su mayor representante.

Incluso, algunas celebridades también han lanzado su propio mezcal, como Bryan Cranston y Aaron Paul, estrellas de la serie televisiva Breaking Bad que están detrás de la marca "Dos Hombres".

En promedio, una botella de mezcal artesanal de 750 ml cuesta unos 40 dólares en Oaxaca, aunque algunas superan los 100 dólares.

"Lo que está detrás del mezcal es algo que aprendí después de enamorarme del sabor y el efecto pero la historia y la cultura detrás se conecta con el sabor y el efecto", dice el turista australiano Christopher Govers en una multitudinaria feria mezcalera en Oaxaca.

Los pequeños productores mexicanos dicen estar conscientes del equilibrio de la biodiversidad: sembrar cierta cantidad de plantas para destilar cierta cantidad.

Sin embargo, temen que las grandes casas productoras de mezcal, algunas de ellas extranjeras, acaben con años de historia y cultura. Por eso piden al Gobierno mexicano redoblar los esfuerzos para conservar las plantas de maguey y su cultivo.

Editor de vídeo • Blanca Castro

Fuentes adicionales • Yussel Gonzalez - AFP