This content is not available in your region

Ucrania | El riesgo nuclear en Zaporiyia aumenta la inquietud de la comunidad internacional

Access to the comments Comentarios
Por Elena Garcia Viscasillas
euronews_icons_loading
Pedazo de proyectil tras un bombardeo cerca de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia
Pedazo de proyectil tras un bombardeo cerca de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia   -   Derechos de autor  AP/Russian Defense Ministry Press Service

El Kremlin anuncia que celebrará un referéndum sobre la adhesión a Rusia de la región ucraniana de Zaporiyia, ocupada por las fuerza rusas desde principios de marzo.

"En su presencia, he firmado un decreto de la comisión electoral central de Zaporiyia para empezar a trabajar en la cuestión de la organización de un referéndum sobre la reunificación de esta región con la Federación Rusa", ha declarado Yevgeny Balitsky, jefe de la administración rusa instalada en Zaporiyia. 

Estas declaraciones tensan aún más la cuerda entre Rusia y Ucrania, en un contexto en el que ambos países se acusan mutuamente de bombardear la central de Zaporiyia, la más grande de Europa.

Según el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), los ataques militares cerca de la central ucraniana la estarían exponiendo a un riesgo de catástrofe nuclear y asegura que los informes son "cada vez más alarmantes".

La comunidad internacional ha comenzado a tomar cartas en el asunto.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, ha pedido a Rusia que cese toda actividad militar en las centrales nucleares de Ucrania.

Combatir cerca de una planta nuclear es peligroso y seguimos pidiendo a Rusia que cese todas las operaciones militares en o cerca de las instalaciones nucleares ucranianas y devuelva el control total a Ucrania.
Karine Jean-Pierre
Secretaria de prensa de la Casa Blanca

"Por nuestra parte, seguimos apoyando los esfuerzos del Organismo Internacional de la Energía Atómica para cumplir su mandato de salvaguardias técnicas y ayudar a Ucrania con las medidas de seguridad nuclear y de protección en partes de las instalaciones nucleares.", añadió Jean-Pierre. 

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, tampoco se ha mostrado indiferente, declarando que "cualquier ataque a una planta nuclear es suicida".

Rusia, por su parte, asegura que el bombardeo "por parte de las fuerzas armadas ucranianas" es "potencialmente muy peligroso" y "podría tener consecuencias catastróficas para una amplia zona, incluido el territorio europeo", según las palabras del portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, descarta cualquier conversación de paz con Rusia si mantiene los referéndums anunciados en las regiones ocupadas.