This content is not available in your region

Sequía en Inglaterra e incendios en Francia marcan persistente ola de calor

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Drought in England, fires rage in France as heatwave persists
Drought in England, fires rage in France as heatwave persists   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Stephane Mahe y Manuel Ausloos

SAINT-MAGNE, Francia, 11 ago – Bomberos de toda Europa acudieron el viernes al rescate de Francia para luchar contra un enorme incendio forestal y algunas zonas de Inglaterra se enfrentaban a una grave sequía, mientras las sucesivas olas de calor en el continente renovaban la atención sobre los riesgos del cambio climático.

Gran parte de Europa se ha enfrentado a semanas de temperaturas abrasadoras que han provocado grandes incendios forestales, están agotando los niveles de agua del río Rin en Alemania y han visto cómo el nacimiento del río Támesis en Reino Unido se ha secado más abajo que en años anteriores.

En el centro de Portugal, un enorme incendio forestal se prolongaba hasta su séptimo día, con 1.600 bomberos apoyados por 13 aviones lanzaaguas, incluido uno enviado desde España, combatiendo el fuego que ha destruido alrededor del 15% del parque nacional de Serra da Estrela.

Tras iniciarse el sábado en la zona de Covilha, el fuego se ha extendido a varios concejos vecinos, quemando en total unas 15.000 hectáreas.

Mientras tanto, el nivel del agua en el río Rin, en Alemania, ha vuelto a descender, y algunos barcos ya no pueden navegar, según informaron los operadores y corredores marítimos.

Las altas temperaturas y el agravamiento de la sequía provocaron un alto riesgo de nuevos incendios en la Gironda, en el suroeste de Francia, dijeron las autoridades locales, incluso después de controlarse un fuego que lleva días ardiendo, calcinando miles de hectáreas y desplazando a 10.000 personas.

Bomberos de Alemania, Rumania, Grecia y otros países se desplazaron al lugar para ayudar a Francia a combatir el incendio en la región, cuna del vino de Burdeos, así como en otros frentes, como en Bretaña, en el noroeste.

Los homólogos europeos de Francia también enviaron dos aviones lanzaaguas más, además de los cuatro que ya habían prestado a las labores de lucha contra el fuego en el país. El riesgo de nuevos incendios es “muy grave” teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas, dijo la prefectura de la Gironda.

“La jornada será probablemente complicada, ya que las temperaturas siguen aumentando y la humedad sigue bajando, por lo que evidentemente seguimos vigilantes y movilizados”, declaró en rueda de prensa el alto funcionario local Ronan Leaustic.

Se esperaban temperaturas de hasta 40 grados en el suroeste, y muy elevadas también en gran parte de Francia, dijo el pronóstico meteorológico oficial Meteo France. La ola de calor oficialmente la tercera de este verano boreal en Francia iba a remitir el sábado y terminar el domingo con tormentas, dijo.

Más al norte, en Reino Unido, la ola de calor también estaba golpeando fuerte, con el gobierno declarando formalmente partes del sur, centro y este de Inglaterra en sequía después de un período prolongado de tiempo caliente y seco.

Inglaterra sufrió su julio más seco desde 1935, con sólo el 35% de la media de lluvias del mes, y algunas partes de Inglaterra y Gales se encuentran ahora en medio de una alerta de “calor extremo” de cuatro días.

“Todas las compañías de agua nos han asegurado que los suministros esenciales siguen siendo seguros, y hemos dejado claro que es su deber mantener esos suministros”, dijo el secretario de Estado del Agua británico, Steve Double, tras una reunión del Grupo Nacional de Sequía.

Las compañías de agua comenzarán a aplicar los planes de sequía acordados para ayudar a proteger los suministros, y el gobierno instó a los ciudadanos y a las empresas de las zonas afectadas por la sequía a utilizar el agua con prudencia.

El viernes, Yorkshire Water anunció que el 26 de agosto se prohibiría el uso de mangueras para regar jardines, lavar coches o llenar piscinas.