This content is not available in your region

El alemán Scholz declarará en relación con un fraude fiscal multimillonario

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El alemán Scholz declarará en relación con un fraude fiscal multimillonario
El alemán Scholz declarará en relación con un fraude fiscal multimillonario   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Sarah Marsh

BERLÍN, 19 ago – El canciller alemán, Olaf Scholz, declarará el viernes ante los diputados por su papel como alcalde de Hamburgo en relación con un fraude fiscal de miles de millones de euros, en un caso que amenaza con perjudicarle mientras afronta diversas crisis.

En el sistema de “cum-ex” o despojo de dividendos, los bancos y los inversores negociaban rápidamente las acciones de las empresas en torno a su día de pago de dividendos, haciendo confusa la propiedad de las acciones y permitiendo a múltiples partes reclamar falsamente reembolsos de impuestos sobre los dividendos.

La laguna, ahora cerrada, adquirió una dimensión política en la ciudad portuaria de Hamburgo, al norte del país, debido a la lentitud de las autoridades, bajo la alcaldía de Scholz, a la hora de exigir la devolución de los millones de euros ganados con este sistema por el importante banco local Warburg.

Warburg, que desempeña un importante papel en la segunda ciudad de Alemania, acabó pagando su factura fiscal de 50 millones de euros tras la intervención del Ministerio de Hacienda federal.

El caso amenaza con socavar al canciller en un momento en que está tratando de mantener unida su díscola coalición ante el descontento público cada vez mayor por la creciente inflación energética tras la invasión rusa de Ucrania a finales de febrero.

“Todo esto apesta muchísimo y simplemente no puede haber sucedido sin influencia política”, dijo Richard Seelmaecker, representante de los conservadores de la oposición en el comité, a la emisora n-tv.

Scholz, que ha rechazado cualquier sugerencia de haber actuado de manera incorrecta en su gestión del asunto, debe enfrentarse a una comisión parlamentaria de investigación de Hamburgo en una audiencia el viernes a partir de las 1400 CET (1200 GMT).

“Este asunto lleva dos años y medio”, dijo recientemente Scholz a los periodistas. “Se han estudiado innumerables expedientes, se ha escuchado a innumerables personas. El resultado es siempre: no ha habido influencia política”.

Sin embargo, según titulares recientes, los fiscales que investigan la trama en Hamburgo descubrieron 200.000 euros en la caja fuerte de un político local de los socialdemócratas, el partido gobernante de Scholz, con lo que se han reavivado las sospechas de intervención política en nombre del banco.

Scholz ha negado tener conocimiento de este dinero o de su origen y ha dicho que ya no tiene contacto con el diputado implicado. Este último no respondió a una solicitud de comentarios.