This content is not available in your region

Al menos 10 muertos en disturbios tras retiro de clérigo Sadr de la política iraquí

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El clérigo iraquí Sadr anuncia retiro de la vida política
El clérigo iraquí Sadr anuncia retiro de la vida política   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por John Davison y Haider Kadhim

BAGDAD, 29 ago -Al menos 10 personas murieron el lunes, después de que la decisión del poderoso clérigo musulmán chiíta iraquí Moqtada al Sadr de abandonar la política por el estancamiento político provocó enfrentamientos entre sus partidarios y rivales respaldados por Irán.

Los jóvenes leales a Sadr asaltaron la sede del Gobierno en la zona verde de Bagdad, que había sido el palacio del dictador Saddam Hussein, y tomaron las calles del entorno donde se enfrentaron a partidarios de grupos respaldados por Teherán.

Disparos se escucharon en la capital y se vio a algunas personas disparando armas hacia partidarios de Sadr, según testigos de Reuters, mientras otros apuntaban al aire en una nación repleta de armas tras años de conflictos y disturbios.

Los grupos rivales también se lanzaron piedras.

El estallido sigue a un estancamiento político de meses que ha bloqueado la formación de un nuevo gabinete. El ejército ordenó rápidamente el toque de queda.

Además de los 10 muertos, varias decenas de personas resultaron heridas, según la policía y el personal médico.

“Anuncio mi retirada definitiva”, dijo Sadr en un comunicado publicado en Twitter.

Los enfrentamientos ocurrieron horas después del anuncio, lo que provocó que sus partidarios, que llevaban semanas realizando una sentada en el parlamento en la Zona Verde, se manifestaran y asaltaran la principal sede del gabinete. Algunos se metieron a la piscina del palacio, gritando y ondeando banderas.

El Ejército iraquí declaró toque de queda a partir de las 1230 GMT e instó a los manifestantes a abandonar la Zona Verde.

Sadr criticó a otros líderes políticos chiíes por no prestar atención a sus peticiones de reforma. No dio detalles sobre el cierre de sus oficinas, pero dijo que algunas de sus instituciones culturales y religiosas permanecerían abiertas.

Sadr retiró a sus legisladores del Parlamento en junio después que no logró formar un Gobierno. El estancamiento político entre él y sus rivales chiíes cercanos a Irán ha hecho que Irak lleve tiempo sin un Gobierno.