This content is not available in your region

La ayuda mundial comienza a llegar mientras las catastróficas inundaciones abruman a Pakistán

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La ayuda mundial comienza a llegar mientras las catastróficas inundaciones abruman a Pakistán
La ayuda mundial comienza a llegar mientras las catastróficas inundaciones abruman a Pakistán   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Syed Raza Hassan y Asif Shahzad

SHIKARPUR, Pakistán, 31 ago – La ayuda mundial empezó a llegar a Pakistán ante la magnitud de la devastación causada por las inundaciones, con aviones que transportan tiendas de campaña, alimentos y medicamentos procedentes de China, Turquía y Emiratos Árabes Unidos, informó el miércoles el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Unas lluvias monzónicas inusualmente intensas provocaron unas inundaciones que han sumergido un tercio del país y han causado la muerte de al menos 1.191 personas, entre ellas 380 niños. Naciones Unidas pidió 160 millones de dólares para ayudar a lo que denomina una “catástrofe climática sin precedentes”.

Cientos de miles de personas desplazadas necesitan con urgencia refugio, alimentos y agua potable, con la amenaza de más inundaciones el miércoles.

El Indo, que recorre la espina dorsal de Pakistán desde el Himalaya hasta las llanuras del sur, y el Kabul, que entra en el país por el noroeste desde Afganistán, han alcanzado niveles de “crecida alta a muy alta” que probablemente seguirán subiendo en las próximas 24 horas, según la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres.

El ministro de Relaciones Exteriores, Bilawal Bhutto-Zardari, acompañó a los diplomáticos en un vuelo sobre las regiones inundadas que, según la ministra de Cambio Climático, Sherry Rehman, abarcan un tercio del país.

Bhutto-Zardari dijo que la respuesta internacional era alentadora. Entre las entregas, cuatro aviones chinos habían entregado un total de 3.000 tiendas de campaña y otros artículos de socorro, según el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Las agencias internacionales de ayuda han pedido que se alivien las restricciones a las importaciones de alimentos procedentes del rival y vecino de Pakistán, India, dijo el ministro de Finanzas, Miftah Ismail.

“Se necesitará mucho tiempo para controlar la situación”, dijo Rehman en una conferencia de prensa, añadiendo que la devastación continúa desde hace nueve semanas. “Hay un grave problema de agua potable en las zonas inundadas. Las enfermedades se están extendiendo”.