This content is not available in your region

Preocupación ante la fuga de aceite lubricante en el granalero accidentado en Gibraltar

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & Euronews  con Agencia EFE
El casco de un barco granelero cargado de hidrocarburos se ha roto después de que chocara el martes con otro buque cuando salía de Gibraltar hacia los Países Bajos.
El casco de un barco granelero cargado de hidrocarburos se ha roto después de que chocara el martes con otro buque cuando salía de Gibraltar hacia los Países Bajos.   -   Derechos de autor  AP

Consternación en Gibraltar tras la filtración de aceite lubricante del buque granalero que quedó semihundido frente a sus costas. La embarcación colisionó el pasado lunes con otro barco, lo que provocó la rotura de su casco. En su interior hay 215 toneladas de fueloil pesado, 250 de gasóleo y 27 de aceite lubricante.

Hasta el momento solo se han detectado filtraciones de aceite, aseguran las autoridades de Gibraltar. El puerto de este territorio británico permanece cerrado tras el incidente.

El vertido es de lubricante, según las primeras indagaciones, y está actualmente contenido dentro de la primera barrera anticontaminación desplegada en la zona. La nave ya había vertido líquido hidráulico al mar a causa de la brecha sufrida en el casco por la colisión.

"Las bombas del barco bombean a 15 toneladas de combustible por hora. Si hay 500 toneladas de combustible, esperamos que tarde unas 50 horas en ser bombeado de los diferentes tanques del barco", declaró Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar.

50 horas para la extracción del combustible es demasiado para el ecologista Antonio Muñóz, que teme un desastre medioambiental.

"50 horas son casi 3 días. Con el viento que sopla, si hay una marea negra vamos a tener un vertido a lo largo de toda la costa", dijo Muñóz, portavoz de la ONG Verdemar Ecologistas en Acción.

El gobierno de la región española de Andalucía (sur), limítrofe con Gibraltar, ha declarado la fase de preemergencia, aunque por ahora no se ha registrado ningún vertido que haya llegado a la costa.