Última hora
This content is not available in your region

El mandato de la UE que daría a España el control de la frontera causa rechazo en Gibraltar

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual
El peñón de Gibraltar
El peñón de Gibraltar   -   Derechos de autor  Javier Fergo/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Ya ha salido el tema de la soberanía de Gibraltar y no porque estemos a mitad de verano que es cuando suele darse este tema. Justo ha salido porque la Unión Europea publicó hace una semana el nuevo mandato sobre el que prevé que se realicen las negociaciones. Un documento que ha tardado varios meses en salir. El mandato que si ha sido aplaudido por España, no ha gustado ni al Reino Unido, ni a Gibraltar ni a los trabajadores transfronterizos y vecinos que se encuentran en el área de influencia del Peñón.

Por su parte Reino Unido, considera que el mandato "socava la soberanía británica del Peñón" y también "entra en conflicto con el acuerdo marco alcanzado con España" el pasado 31 de diciembre.

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, afirmó que "no puede formar la base de las negociaciones". "Hemos demostrado constantemente pragmatismo y flexibilidad en la búsqueda de arreglos que funcionen para todas las partes y nos decepciona que esto no sea recíproco. Instamos a la UE a volvérselo a pensar", señaló.

El primer ministro de Gibraltar, Fabián Picardo, tampoco aceptaba la propuesta: "__Sobre la base del actual borrador, no hay ninguna posibilidad de constituir la base de un acuerdo”

Tampoco ha aceptado esa propuesta la Asociación de Trabajadores Transfronterizos de Gibraltar. Euronews ha entrevistado a su portavoz Juan José Uceda que ha destacado: "Fue rechazado por todas las partes aquí en nuestra zona porque sabemos que eso significa que la soberanía una vez más se interpone a los intereses de los pueblos y de las personas"

¿Pero dónde está el problema ahora?

Las directrices de la Comisión presentan soluciones para eliminar las comprobaciones y controles físicos de personas y mercancías en la frontera terrestre entre España y Gibraltar e incluyen normas que establecen la responsabilidad en materia de asilo, retornos, visados, permisos de residencia, cooperación policial operativa e intercambio de información.

Sin embargo, el nuevo asunto espinoso se encuentra en el control de las nuevas fronteras exteriores. La CE apuntó que en circunstancias en las que sea necesario un mayor apoyo técnico y operativo, cualquier Estado miembro, incluida España, podrá solicitar la asistencia de Frontex, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas. Algo que no gustó a Gibraltar ni a Reino Unido que esperaban que se hiciese mediante un control compartido entre España, Gibraltar y Frontex.

Según el portavoz de los trabajadores transfronterizos Europa pretende usar el problema de Gibraltar como un "As en la manga". "Nosotros creemos que Europa fue con esta estrategia porque hay muchos intereses en sacar adelante el problema de las dos Irlandas y el problema de Escocia", apunta Juan José Uceda. Cree que quieren poner a Reino Unido en un aprieto. "O se lleva a cabo la propuesta que hay de zona Schengen que de pie a la prosperidad compartida, o de no hacerse significa que las relaciones siguen mal, que el nacionalismo se interpone a otras ideas que tiene la gente para acabar con tantos años de problemas políticos y nacionalistas", señala Uceda . El portavoz dice que si no se apuesta por la propuesta de prosperidad compartida que se consiguió en vísperas de Año Nuevo, se avanzaría hacia el caos en la zona para los 15000 trabajadores transfronterizos.

Además reclama que cuanto antes las partes implicadas se pongan a trabajar: "Nosotros solo vemos prórrogas, nada más. Tienen que ponerse a trabajar y no solo a escribir. Hacer mandatos es muy fácil. Reuniros y empezad ya acabar con esto porque llevamos muchísimos años de amargura con esta frontera."

"Por parte de Europa no vemos ninguna agilización de nada en estos temas. Es cierto que Boris Johnson está con sus problemas internos en su país, pero bueno, estas cosas no pueden estar así eternamente", añade Uceda.

España tuvo que salir a calmar los ánimos

Gibraltar ha sido el primer asunto que ha tenido que abordar el nuevo de ministro de Asuntos Exteriores de España. El Ejecutivo español agradeció en un principio el esfuerzo desarrollado por la Comisión Europea para adaptar el mandato al acuerdo de entendimiento de España y el Reino Unido del pasado 31 de diciembre.

Sin embargo, la publicación del documento le pilló al ministro José Manuel Albares cuando estaba en Londres, en su primer viaje al extranjero como jefe de la diplomacia española. El ministro prometió que España cumplirá "todo lo acordado" con el Reino Unido sobre Gibraltar.

Tras su reunión con Raab en el palacete de Lancaster House, Albares dijo en declaraciones a la prensa que "hay muchos intereses en juego entre España y el Reino Unido" y por ello es indispensable "generar confianza".

"Para Gibraltar hay que crear un clima de confianza y, en ese sentido, nosotros vamos a cumplir todo lo acordado el pasado 31 de diciembre", cuando España, Gibraltar y el Reino Unido suscribieron un principio de acuerdo para establecer las bases de la futura relación con el Peñón tras el Brexit.

Ballesteros/AP
El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel AlbaresBallesteros/AP

Fuentes diplomáticas explicaron que "España tiene la responsabilidad de la aplicación de Schengen en el Peñón", y que "aunque hay muchas cosas por definir, lo que no va a cambiar es que solicitaremos la ayuda de Frontex".

Los dos ministros renovaron tres de los cuatro memorandos de entendimiento bilaterales entre España y el Reino Unido relativos a Gibraltar, sobre Cooperación Policial y Aduanera, Cooperación en Materia Medioambiental y sobre Tabaco y Otros Productos.

La validez de estos memorandos había decaído el pasado 31 de diciembre de 2020, tras la finalización del periodo transitorio previsto en el Acuerdo de Retirada del Reino Unido de la Unión Europea.

Albares recordó que "hay muchos intereses en juego" entre ambos países, especialmente por la numerosa comunidad de residentes de cada país en el otro y por los numerosos vínculos comerciales y económicos.

Juan José Uceda, portavoz de trabajadores transfronterizos de Gibraltar ha aplaudido las palabras del ministro:" Nuestro ministro nos ha calmado en cuanto a que ha dicho que irá más o menos por la misma línea de actuación que la exministra Laya y nos ha traído la calma de nuevo en cuanto a expuesto que su idea es que se lleve a cabo ese proyecto de zona Schengen y de prosperidad compartida"

Los trabajadores transfronterizos señalan que el trato ha empeorado en la frontera: "se nos trata como animales o peor"

A pesar de que están más tranquilos, la Asociación de Trabajadores Transfronterizos de Gibraltar ha aprovechado para reclamar que se les dijo en enero que la situación en la frontera iba a seguir igual que cuando no había Brexit, pero no ha sido así.

"Parece que estamos teniendo una frontera ya como si hubiera Brexit. Están haciendo colas de nuevo para peatones y para vehículos. Las cosas no están igual. Las cosas no son como antes del 31 de enero. Estamos en una situación muy parecida a un Brexit. Por supuesto que no es un Brexit duro que es lo que realmente tememos, pero que España dice que todo sigue igual y aquí en la frontera no todo sigue igual", destaca Juan José Uceda.

Juan Carlos de Santos / Euronews
Juan José Uceda, portavoz de la Asociación de Trabajadores Transfronterizos de GibraltarJuan Carlos de Santos / Euronews

"Progresivamente está yendo a más el problema. En marzo o abril ya empezaban a darse esos problemas de colas de una hora de duración", critica Uceda. El portavoz de los trabajadores transfronterizos de Gibraltar reclama que se aumente el personal: "Se ve que no les preocupa tener al personal que tienen que tener, para que se pueda pasar de un lado a otro. Se está registrando más a la gente. Nosotros no nos negamos a esos registros, pero que pongan los medios. No puedes tener a un guardia civil registrando y a toda una cola de miles de personas esperando. Se nos trata como animales o peor, en ese sentido."

Por eso demandan que cuanto antes las partes lleguen a una acuerdo que acabe definitivamente con la verja, tal y como estaban pensando hacer en el acuerdo marco de enero.