This content is not available in your region

Rusia: 300.000 reservistas serán llamados a filas tras decretar Putin una "movilización parcial"

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El presidente ruso, Vladímir Putin
El presidente ruso, Vladímir Putin   -   Derechos de autor  Grigory Sysoev, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado una "movilización parcial" durante su esperado discurso televisado, pregrabado, y que ha sido emitido a las ocho de la mañana, hora central europea.

El mandatario ha explicado que las actividades relativas a esta movilización arrancarán este mismo miércoles y ha resaltado que sólo los reservistas, principalmente aquellos con experiencia, serán llamados a filas, según ha informado la agencia rusa de noticias TASS.

Putin ha asegurado que la convocatoria será enviada a los reservistas que recibirán una formación militar complementaria antes de ser enviados al frente.

Sobre las rondas de negociaciones que llevaron a cabo Rusia y Ucrania, el presidente ruso ha asegurado que "una solucion pacífica no conviene a Occidente. Kiev ha recibido la orden directa de sabotear estas negociaciones".

Por su parte, el ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, ha dicho en declaraciones a la cadena de televisión Rossiya 24 que "300.000 reservistas serán llamados a filas", antes de detallar que esta "movilización parcial" afectará al 1,1 por ciento de los recursos de movilización del país.

"No se trata de movilizar a estudiantes y alumnos. Naturalmente, esto también se aplica a todos los reclutas: tampoco serán movilizados", ha añadido.

También ha cifrado en cerca de 6.000 el número de rusos muertos en el marco de la guerra en Ucrania, cifra que contrasta con la facilitada por Kiev, que este mismo miércoles ha hablado de más de 55.000 militares rusos muertos en combate.

Putin amenaza a Occidente y afirma que "no es un farol"

En su discurso, Putin, que ha evitado calificar de guerra la invasión por parte de Rusia, ha culpado a Occidente del conflicto, afirmando que Moscú estaba luchando contra "todo el complejo militar occidental" y que Kiev estaba "efectivamente bajo el mando de sus asesores occidentales".

"Washington, Bruselas y Londres presionan directamente a Kiev" para que se enfrente a Rusia, ha afirmado.

Putin también ha acusado a Occidente de hacer "chantaje nuclear" y ha mencionado "las declaraciones de algunos representantes de alto rango de los principales Estados de la OTAN sobre la posibilidad de utilizar armas nucleares de destrucción masiva contra Rusia".

Endurecer las penas por deserción

El anuncio de Putin ha llegado en un discurso a primera hora del día, después de que sus declaraciones, previstas para la tarde del martes, fueran aplazadas en varias ocasiones por motivos no especificados.

Durante la jornada del martes, el presidente del Comité de Defensa de la Duma de Estado, Andrei Kartapolov, había dicho que las especulaciones sobre una movilización general estaban "absolutamente injustificadas". "No habrá una movilización general, dijo en declaraciones al diario 'Parlamentstaya Gazeta'.

Horas antes, la Cámara Baja del Parlamento de Rusia había aprobado una serie de enmiendas al Código Penal para endurecer las penas de cárcel por actos cometidos en periodo de guerra, incluida la rendición, la deserción y los saqueos.

Reacciones internacionales

Rostislav Smirnov, asesor del Ministerio del Interior de Ucrania, ha afirmado que Rusia "se ha dado un tiro en el pie" con el anuncio de una "movilización parcial" y ha resaltado que "desde cierto punto de vista, es positivo" para Kiev.

"Diría que, desde cierto punto de vista, es una noticia positiva. Es un potente disparo en el pie por parte de Rusia. Tenemos que entender que estamos viviendo un momento histórico cuando Rusia empieza a reconocer sus pérdidas en el este", ha señalado, según ha recogido la agencia ucraniana de noticias Ukrinform.

Así, ha manifestado que la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, supone un "llamamiento de ayuda" debido a que "no tienen gente suficiente" y "están siendo derrotados" en Ucrania, al tiempo que ha argüido que la medida desatará críticas internas "extremadamente fuertes".

También Alemania ha respondido al anuncio, su vicecanciller y ministro de Economía, Robert Habeck, ha tildado de "paso equivocado" la decisión del presidente de Rusia.

Además, ha señalado que el Gobierno alemán está deliberando su respuesta a la decisión de Putin y ha reiterado el apoyo de Berlín a Kiev ante la invasión rusa, tal y como ha recogido el diario alemán 'Der Spiegel'.