La UE cree probable que un sabotaje esté detrás de las fugas de los gasoductos rusos

La UE cree probable que un sabotaje esté detrás de las fugas de los gasoductos rusos
La UE cree probable que un sabotaje esté detrás de las fugas de los gasoductos rusos Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Paul Carrel y Stine Jacobsen

BERLÍN/COPENHAGUE, 28 sep - Cualquier perturbación deliberada de las infraestructuras energéticas de la Unión Europea se encontraría con una "respuesta contundente y unida", dijo su máximo diplomático el miércoles, después de que varios países del bloque dijeran que dos gasoductos rusos hacia Europa fueron atacados.

Mientras el gas seguía vertiéndose en el mar Báltico, seguía sin estar claro quién podría estar detrás de las fugas ni de posibles actos de sabotaje en los gasoductos Nord Stream, en cuya construcción Rusia y sus socios europeos gastaron miles de millones de dólares.

Rusia, que recortó los suministros de gas a Europa después de que Occidente le impusiera sanciones por su invasión de Ucrania, también ha dicho que el sabotaje es una posibilidad y que las filtraciones socavan la seguridad energética del continente.

La Unión Europea cree que la causa de las fugas detectadas el lunes en los gasoductos Nord Stream se deben probablemente a actos de sabotaje, según declaró Josep Borrell a la cadena alemana ntv, haciéndose eco de las opiniones expresadas el martes por Alemania, Dinamarca y Suecia. La UE no ha nombrado a un posible responsable ni ha sugerido una razón para ello.

"Cualquier perturbación deliberada de las infraestructuras energéticas europeas es absolutamente inaceptable y se responderá de forma contundente y unificada", dijo Borrell, según ntv.

El ministro de Defensa danés, por su parte, declaró el miércoles que hay motivos para estar preocupados por la situación de seguridad en la región del mar Báltico, tras una en Bruselas reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

"Rusia tiene una importante presencia militar en la región del mar Báltico y esperamos que continúe con su ruido de sables", dijo Morten Bodskov en un comunicado.

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, declaró el martes en una rueda de prensa que se habían detectado dos explosiones relacionadas con las fugas. Aunque esto no representa un ataque a Suecia, tuvieron lugar cerca de socios como la OTAN y vecinos como Dinamarca y Alemania.

Los sismólogos de Dinamarca y Suecia dijeron que habían registrado dos potentes explosiones el lunes en las proximidades de las fugas, añadiendo que las explosiones se produjeron en el agua, no bajo el lecho marino.

Los gasoductos Nord Stream han sido el punto álgido de una creciente guerra energética entre las capitales europeas y Moscú, la cual ha perjudicado a las principales economías occidentales, ha disparado los precios del gas y ha provocado la búsqueda de suministros alternativos.

Las fuerzas armadas de Dinamarca dijeron que la mayor fuga de gas había causado una alteración en la superficie de más de 1 kilómetro (0,6 millas) de diámetro, mientras que varias agencias emitieron advertencias a la navegación para evitar la zona.

Ninguno de los dos gasoductos estaba bombeando gas en el momento en que se detectaron las fugas, pero los incidentes echan por tierra cualquier expectativa de que Europa pueda recibir combustible a través de Nord Stream 1 antes del invierno.

El operador de los gasoductos, Nord Stream, ha calificado los daños de "sin precedentes", mientras que Gazprom, la empresa controlada por Rusia que tiene el monopolio de las exportaciones de gas por gasoducto, ha declinado hacer comentarios.

Noruega ha dicho que reforzará la seguridad en sus instalaciones de gas y petróleo tras las fugas y los informes sobre actividades de drones en el mar del Norte, y las autoridades danesas pidieron que se eleve el nivel de preparación en su sector energético y del gas.

Rusia redujo el suministro de gas a Europa a través de Nord Stream 1 antes de suspender totalmente los flujos en agosto, culpando a las sanciones occidentales de causar dificultades técnicas. Los políticos europeos dicen que eso fue un pretexto para dejar de suministrar gas.

El nuevo gasoducto Nord Stream 2 aún no había entrado en funcionamiento comercial. El plan de utilizarlo para suministrar gas fue desechado por Alemania días antes de que Rusia enviara tropas en febrero a Ucrania, en una invasión que Moscú llama una "operación militar especial".

Los precios del gas en Europa subieron tras conocerse la noticia de las fugas. El precio neerlandés de referencia a octubre subió el miércoles un 11%, hasta los 204,50 euros/megavatio hora. Aunque los precios siguen estando por debajo de los máximos de este año, siguen siendo más de un 200% superiores a los de principios de septiembre de 2021.

En otro giro de la crisis del suministro de gas en Europa, el director ejecutivo de Naftogaz dijo el miércoles que la empresa energética ucraniana continuará con los procedimientos de arbitraje contra Gazprom sobre el gas natural ruso que transita por el país.

Gazprom, que rechaza todas las reclamaciones de Naftogaz en el arbitraje, dijo el martes que podría introducir sanciones contra la empresa en caso de que ésta siga adelante con el caso.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Gran escalada de tensión: Los líderes de la UE se movilizan contra el ataque de Irán a Israel

Scholz visita China para intentar rebajar la tensión económica con Alemania

Croacia baila al ritmo de 'Baby Lasagna' para desearle suerte en el Festival de Eurovisión