This content is not available in your region

Portugal atraviesa una extrema sequía luego de cuatro olas de calor

Access to the comments Comentarios
Por Filipa Soares
Productores de manzanas en crisis por la alarmante sequía que vive Portugal.
Productores de manzanas en crisis por la alarmante sequía que vive Portugal.   -   Derechos de autor  AP Photo   -  

Portugal atraviesa una alarmante sequía tras haber experimentado cuatro olas de calor. 

La preocupación aumenta luego de la decisión de España de paralizar el desembalse de agua de la cuenca del Duero. Esto podría llevar a no cumplir con el Convenido de Albufeira, en el que se acuerda el uso hídrico de las cuencas hidrográficas que comparten estos dos países.

Portugal necesitará mejorar la eficiencia en el uso del agua, sobre todo en el sector agrícola, advirtieron las Naciones Unidas. La situación ha mejorado con las lluvias, excepto en la región de Bragança.

La producción de manzanas en crisis

Euronews visitó Carrazeda de Ansiães, uno de los municipios portugueses más afectados por la sequía. Como este municipio es uno de los mayores productores de manzanas de la región agraria de Trás-os-Montes, la situación es aún más problemática. 

"Este año va a ser muy malo, todas las manzanas están muy dañadas. No ganamos ni para los gastos. Hubo granizo, hubo tormenta y luego tuvimos mucho calor y falta de agua. Tampoco pudimos alimentar bien las plantas;  todo estuvo en contra", cuenta Luís Veiga, productor de manzanas. 

Duarte Borges, director técnico de la Asociación de Fruticultores, Viticultores y Olivicultores del Planalto de Ansiães, explica que esta temporada ha sido realmente complicada. 

"Tuvimos un verano muy caluroso y muy seco, con olas de calor, por lo que el crecimiento de la fruta se redujo, asociado a la baja disponibilidad de agua; lo que hizo que esta campaña fuera bastante dramática y muy mala para los agricultores", comenta Borges. 

A la espera de soluciones

Luís Veiga produce normalmente 500 toneladas de manzanas al año, pero en 2022 no llegó ni a la mitad. Los costes de producción han aumentado y, mientras tanto, las manzanas se venderán a un precio muy bajo: a 6 céntimos por kilo. El productor de manzanas espera encontrar soluciones para los próximos años con la ayuda del Gobierno.

"Espero que haya colaboración para hacer nuevos estanques, nuevas inversiones. Se necesita mucha ayuda para cubrir los árboles, porque de lo contrario no es posible; ya que cada vez se producen más daños por el granizo y las tormentas, y eso es muy difícil", expresa Vega.

Fuentes adicionales • Angélica Parra Hernández ( Voz en off y texto en español)