Trump anuncia oficialmente su candidatura a la presidencia de EEUU en 2024

Trump lanzará una nueva candidatura a la Casa Blanca mientras su partido lamenta resultados en legislativas
Trump lanzará una nueva candidatura a la Casa Blanca mientras su partido lamenta resultados en legislativas Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Andy Sullivan y Steve Holland

PALM BEACH, EEUU, 15 nov -Donald Trump, que ha dirigido ataques sin descanso contra la integridad del voto en Estados Unidos desde su derrota en las elecciones de 2020, lanzó el martes una campaña para recuperar la presidencia en 2024, con el objetivo de adelantarse a posibles rivales republicanos.

Buscando una potencial revancha con el presidente demócrata Joe Biden, Trump hizo su anuncio en su finca Mar-a-Lago en Florida, una semana después de las elecciones a mitad de mandato en las que los republicanos no lograron ganar tantos escaños en el Congreso como esperaban.

En un discurso de poco más de una hora, Trump se dirigió a cientos de seguidores en un salón de baile decorado con lámparas de araña y forrado con banderas estadounidenses.

"Con el fin de hacer grande a Estados Unidos de nuevo, esta noche anuncio mi candidatura a la presidencia de Estados Unidos", dijo Trump a la multitud que agitaba sus teléfonos, entre los que se encontraban familiares, donantes y antiguos colaboradores.

Trump evitó los insultos que han marcado otras apariciones públicas, y optó por criticar la presidencia de Biden y repasar los logros políticos de su propio mandato.

"Hace dos años éramos una gran nación y pronto volveremos a serlo", dijo.

Trump expuso temas turbios conocidos de su repertorio, denunciando a los migrantes —"Nos están envenenando"— y retratando las ciudades estadounidenses como "pozos negros de sangre" plagados de crimen.

Dijo que abogaría por la pena de muerte para los traficantes de drogas y que volvería a contratar a los militares que habían sido despedidos por negarse a recibir la vacuna de COVID-19.

Aunque arremetió contra el proceso electoral de Estados Unidos, Trump no aprovechó su discurso para reiterar sus falsas afirmaciones de fraude electoral masivo en 2020 y no mencionó el violento intento de sus partidarios el 6 de enero de 2021 de impedir que el Congreso certificara la victoria de Biden.

En un viaje a Indonesia, Biden respondió "la verdad es que no" cuando se le preguntó si tenía una reacción al anuncio de Trump. En Twitter, publicó un vídeo en el que criticaba la trayectoria de Trump en el cargo.

LARGO CAMINO

Hay un largo camino por delante antes de que se elija formalmente al candidato republicano en el verano de 2024, con las primeras contiendas a nivel estatal a más de un año de distancia.

El anuncio de Trump llega antes de lo habitual, incluso para los parámetros de un país conocido por sus prolongadas campañas presidenciales, y apunta a su interés por disuadir a otros posibles aspirantes, como el gobernador de Florida, Ron DeSantis, o su propio exvicepresidente, Mike Pence, de anunciar sus candidaturas por la nominación del Partido Republicano.

DeSantis ganó holgadamente la reelección como gobernador la semana pasada. Pence ha tratado de distanciarse de Trump mientras promociona un nuevo libro. Otros posibles aspirantes presidenciales republicanos son el gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, el gobernador de Texas, Greg Abbott, la exgobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley y el exsecretario de Estado Mike Pompeo.

Trump desempeñó un papel activo en las elecciones de mitad de mandato, reclutando y promoviendo candidatos que retomaron sus falsas afirmaciones de que las elecciones de 2020 le fueron robadas mediante un fraude electoral generalizado.

Sin embargo, muchos de sus candidatos en estados clave de la batalla perdieron, lo que llevó a algunos republicanos prominentes a culparlo abiertamente por promover candidatos débiles que descarrilaron las esperanzas del partido de tomar el control del Senado.

El control de la Cámara de Representantes sigue en el aire, pero los republicanos van camino de conseguir una mayoría por la mínima.

Trump buscará la nominación de su partido a pesar de que se enfrenta a problemas en varios frentes, incluyendo una investigación criminal sobre su manejo de documentos gubernamentales, una citación del Congreso relacionada con su papel en el asalto del 6 de enero de 2021. Trump ha calificado las investigaciones como de carácter político y ha negado haber cometido irregularidades.

Trump, de 76 años, pretende convertirse en el segundo presidente de Estados Unidos en la historia en ejercer mandatos no consecutivos, después de Grover Cleveland, cuyo segundo mandato terminó en 1897. Biden, de 79 años, dijo la semana pasada que tiene la intención de presentarse a la reelección y que probablemente adoptará una decisión definitiva a principios del próximo año.

En una encuesta a pie de urna de Edison Research, siete de cada 10 votantes de mitad de mandato opinaron que Biden, que sigue siendo muy impopular, no debería volver a presentarse. En la misma encuesta, seis de cada 10 encuestados dijeron tener una opinión desfavorable de Trump.

Durante su turbulenta presidencia de 2017 a 2021, Trump desafió las normas democráticas y promovió el nacionalismo "América primero" presentándose como un populista de derechas. Recortó los impuestos y se aseguró una mayoría conservadora en el Tribunal Supremo. Se alejó de los aliados de Estados Unidos y elogió a líderes autoritarios, como el ruso Vladimir Putin.

Se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en ser sometido a un juicio político en dos ocasiones, aunque los demócratas del Congreso no lograron destituirlo.

En un mitin que precedió al ataque al Capitolio, Trump instó a sus partidarios a marchar hacia el Congreso para "detener el robo", pero la turba que posteriormente irrumpió en el Capitolio no logró impedir que el Congreso certificara la victoria electoral de Biden.

Aunque los tribunales y autoridades electorales estatales rechazaron las falsas afirmaciones electorales de Trump, cerca de dos tercios de los votantes republicanos creen que la victoria de Biden fue ilegítima, según un sondeo de Reuters/Ipsos.

Trump ha suscitado el apoyo apasionado de muchos estadounidenses, especialmente de hombres blancos, conservadores cristianos, residentes en zonas rurales y personas sin estudios universitarios. Los críticos acusan a Trump de llevar a cabo políticas construidas en torno al "agravio blanco" en una nación con una creciente población no blanca.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Casi toda España en alerta por un temporal de viento, lluvia, olas y nieve

Mapas de la guerra: Rusia se estaría preparando para una guerra contra la OTAN a largo plazo

El Grupo de Visegrado airea sus divisiones internas respecto a Rusia y la guerra en Ucrania