Rusia aprueba otra ley que prohíbe promover lo que considera "propaganda gay"

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Una bandera LGTB ondea en la embajada rusa del Reino Unido.
Una bandera LGTB ondea en la embajada rusa del Reino Unido.   -   Derechos de autor  AP

Rusia endurece, otra vez, su legislación contra la comunidad LGTB. La cámara baja del Parlamento ruso ha votado de forma unánime una nueva ley que prohíbe promover lo que considera "propaganda gay" en medios de comunicación y equipara la homosexualidad a la pedofilia.

La Duma, además, ha criticado unos valores que, asegura, vienen de Estados Unidos. "Esta es la mejor respuesta al Secretario de Estado Blinken. No nos imponga valores ajenos. Usted ha destruido los suyos, y ya veremos cómo acaba todo. Definitivamente, es Sodoma, esa es la única palabra para describirlo, y Estados Unidos se ha convertido en el centro de esta Sodoma en el mundo. Que vivan allí [los americanos], pero que no nos molesten", afirmaba Viacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal rusa.

El director del Centro de Recursos LGTB, Arseny Pastukhov lamenta una decisión que complica el trabajo de su organismo para concienciar a la sociedad rusa. "Si no podemos hablar de nosotros mismos, de nuestro trabajo, tampoco hablar del tipo de ayuda que prestamos y, por tanto, la gente no puede enterarse. Así que, aunque se preste ayuda a las personas LGTB en Rusia y en nuestra región, en Ekaterimburgo y en la región de Sverdlovsk, la gente, en primer lugar, no podrá saberlo. En segundo lugar, es posible que algunos ni siquiera piensen en ello, en que esa asistencia es posible después de la aprobación de estas leyes" lamentaba Pastukhov.

Con penas de hasta 10 millones de rublos, unos 160.000 euros, sanciona además la distribución en internet, publicidad, literatura o cine lo que ha llamado "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales". Otra ley, de 2013, ya prohibió lo que llamo publicidad entre menores, ahora la normativa se extiende a todos los ciudadanos rusos. También se sancionará la promoción de la pedofilia y el cambio de sexo, equiparando ambas cosas y criminalizando a todo el colectivo LGTB.