La catástrofe alimentaria agrava la muerte de niños en Somalia

La catástrofe alimentaria agrava la muerte de niños en Somalia
La catástrofe alimentaria agrava la muerte de niños en Somalia Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Abdi Sheikh

MOGADISCIO, 13 dic - Más de 200.000 somalíes sufren escasez catastrófica de alimentos y muchos mueren de hambre, cifra que aumentará a más de 700.000 el año próximo, según un análisis de una alianza de organismos de la ONU y grupos de ayuda.

La Clasificación Integrada de las Fases de la Seguridad Alimentaria (CIF), que establece la norma mundial para determinar la gravedad de las crisis alimentarias, dijo que temporalmente se evitó su nivel más agudo, "Hambruna de Fase 5 de la CIF", pero que las cosas están empeorando.

"Se han mantenido justo al límite de la hambruna, pero nadie sabe por cuánto tiempo más", dijo Jens Laerke, portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH). "No hay duda de que la gente se está muriendo de hambre, pero no puedo ponerle una cifra", agregó en una rueda de prensa en Ginebra tras conocerse el último análisis de la CIF sobre Somalia.

Una sequía de dos años ha diezmado las cosechas y el ganado en las naciones del Cuerno de África, mientras que el precio de las importaciones de alimentos se ha disparado debido a la guerra en Ucrania.

La última hambruna en Somalia, en 2011, acabó con la vida de un cuarto de millón de personas, la mitad de ellas antes de que se declarara oficialmente la hambruna. Ante el temor de un desenlace similar o incluso peor esta vez, los jefes de organismos humanitarios se apresuraron a decir que la situación ya era catastrófica para muchos somalíes.

"Me he sentado con mujeres y niños que me han mostrado montículos junto a su tienda en un campo de desplazados donde enterraron a sus hijos de dos y tres años", dijo James Elder, portavoz de la organización benéfica de la ONU para la infancia Unicef, en la reunión informativa de Ginebra.

"Aunque la declaración de hambruna sigue siendo importante porque el mundo debería haber superado esta situación, también sabemos que ahora están muriendo niños", agregó.

La escala de Inseguridad Alimentaria Aguda de la CIF tiene un complejo conjunto de criterios técnicos con los que se mide la gravedad de las crisis. Su Fase 5 tiene dos niveles, Catástrofe y Hambruna.

El análisis de Somalia reveló que 214.000 personas estaban clasificadas en el nivel de catástrofe y se esperaba que esa cifra aumente a 727.000 a partir de abril de 2023, a medida que disminuya la financiación humanitaria.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Por qué el fuego de Valencia devoró 138 viviendas en una hora?

El principal sospechoso en la desaparición de McCann guarda silencio en un juicio por otros casos

La niña ucraniana que escribió un libro sobre la guerra: "Sólo podemos ayudarnos a nosotros mismos"