La disminución de donaciones y voluntarios dejan en crisis los refugios en Hungría

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
La disposición a donar ha disminuido considerablemente desde principios de año, y el número de voluntarios ha menguado.
La disposición a donar ha disminuido considerablemente desde principios de año, y el número de voluntarios ha menguado.   -  Derechos de autor  Euronews

Una tarde tranquila para los refugiados de la organización Migration Aid que llegan a este albergue de Budapest en Hungría. Desde principios de año llegan ucranianos que pasan unos días o semanas. Kristina cuenta que tuvieron que marcharse repentinamente cuando Kiev fue bombardeada.

"Cuando vives así (se refiere a los bombardeos y la guerra), en cierto modo te acostumbras a estas cosas, las aceptas. Pero cuando llegas a un lugar seguro, te sientes completamente diferente, porque puedes planificar una semana, un mes por adelantado, no es normal que en Ucrania la gente ni siquiera pueda planificar las horas siguientes". 

La disposición a donar ha disminuido considerablemente desde principios de año, y el número de voluntarios ha menguado, por lo que el albergue se encuentra en una situación difícil: parece que sólo podrán ponerlo en funcionamiento hasta mediados de enero.

"Cada vez viene más gente, no hay calefacción, ni electricidad, ni trabajo (en Ucrania) , así que los que vienen ahora se enfrentan a un reto enorme, creo que el mayor reto de sus vidas. A pesar de que ya no leemos ni oímos hablar tanto de ellos, siguen viniendo, como en febrero o marzo-abril. Y realmente, realmente queremos continuar nuestro trabajo y operar nuestros alojamientos al menos hasta el final del invierno."

Nyikita, de 12 años, vino de Sumi con su madre, que estaba en paro y temía no poder llegar a fin de mes. Dice que ahora se siente mucho mejor aquí:

"Me siento seguro y de maravilla, aquí tengo amigos, internet, tenemos qué comer. Y lo principal es que aquí me siento segura, sin aviones ni cohetes sobre la cabeza, sin disparos, eso es lo más importante". 

En otra sede de la organización de refugiados, que da clases a niños en edad escolar durante el día, una profesora voluntaria dice que está claro que los alumnos están traumatizados.