Qatar 365: la industria agrícola de Catar, mujeres pioneras y cómo mantener cultura y tradiciones

Qatar 365: la industria agrícola de Catar, mujeres pioneras y cómo mantener cultura y tradiciones
Derechos de autor euronews
Por Miranda Atty
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En este programa especial de Qatar 365, recogemos algunas de las mejores historias de 2022.

PUBLICIDAD

En este episodio especial del programa, desde la aldea cultural Katara de Catar, les traemos algunas de nuestras historias favoritas del año.

Hemos probado la industria agrícola local, conocido a algunas de las mujeres más revolucionarias de Doha, tanto en deportes como en cocina, y descubierto cómo un país como Catar mantiene vivas su cultura y tradiciones.

Catar tiene ambiciosos objetivos de autosuficiencia alimentaria para 2023, en línea con su visión nacional para 2030. Y durante los últimos 12 meses, descubrimos algunas de las granjas que ayudan al país a alcanzar su meta, desde abejas hasta hidroponía.

En la Granja Umm Qarn hay miles de abejas. El apicultor Arafat Hussain trabaja con abejas melíferas desde que era un niño. Tiene tanta experiencia que ni siquiera usa guantes.

"Puede que sea una de las primeras personas en producir polen en Catar, jalea real, propóleo y productos derivados ddel propóleo. Las abejas nos enseñan a trabajar, nos enseñan sacrificio y sinceridad en el trabajo. Las abejas son hermosos insectos y mi amor por ellas es grande", dice.

Me muestra lo que se conoce como celda: cada una contiene cientos de abejas obreras... y una reina. Las granjas locales de todo Catar han aumentado recientemente su producción de miel.

Invernaderos y cultivos sostenibles

Pero sin invierno real, ocho meses de verano y solo cuatro meses de primavera, Catar tiene un clima relativamente difícil para el cultivo. Por eso algunas granjas están recurriendo a métodos más exclusivos para crear un entorno de cultivo sostenible.

"Cuando la acuicultura se encuentra con la hidroponía se obtiene lo que se conoce como 'acuaponia'. Las bacterias ayudan a descomponer las excreciones de los peces en estos tanques. Luego, esto se usa para fertilizar estas plantas que absorben nitrógeno adicional, devolviendo agua purificada a los tanques", explica Scheherazade Gaffoor, periodista de Euronews, desde el invernadero de Agrico.

Y ahora, por primera vez, este concepto se encuentra en una tienda de comestibles de Catar, para implementar la agricultura vertical con iluminación LED. La tecnología es capaz de cultivar plantas frondosas que incluyen verduras y frutas como melones y tomates.

No es la única forma en la que las granjas se salen de lo convencional. Algunas atraen a turistas y visitantes locales con su enfoque holístico. Estamos en Heenat Salma. Un lugar diseñado para desconectar de nuestra ajetreada vida y reconectar con una más simple.

En el jardín pedagógico, que promueve la permacultura, creciendo de manera autosuficiente y sostenible, aprendemos cómo se focalizan los talleres en mejorar la concentración mental.

"La gente cosecha su propia comida. Somos más conscientes de cómo crecen los alimentos, nos conectamos con los elementos, con la belleza también. Cuando estamos afuera, estamos completamente presentes, nuestros sentidos, el olfato... Cuando tocamos el material natural nos lleva a nuestra naturaleza", explica Soumia Masmoudi, diseñadora de permacultura.

Ya sea atrayendo a los visitantes, para que aprendan sobre la vida sostenible, distribuyendo miel de fabricación local o utilizando métodos agrícolas innovadores está claro que este país está dando muchos pasos para lograr la autosuficiencia alimentaria.

Pioneras en Catar

También hemos conocido a algunas mujeres increíbles de Catar, en la cima de sus respectivos campos, en 2022. Desde chefs, hasta pilotos. Recordemos algunas de las más impresionantes.

Ubicado en el corazón de Souq Waqif, uno de los mercados tradicionales de Catar, se encuentra un concurrido restaurante, dirigido por una pequeña mujer con un gran sueño.

"En 2004, llamé a Souq Waqif y dije: 'soy Shomous y vendo especias'. Dijeron 'Ven, te estábamos buscando'", cuenta Shams Al Qassabi, propietaria de Shay Al Shomous.

Shams Al Qassabi tiene cinco hijos y es la primera mujer en dirigir un negocio en el zoco:

"Durante dos meses, nadie supo de Shay Al Shomous. Trabajé duro, día y noche, inventé y mejoré algunas recetas tradicionales cataríes. Solo uso las recetas de mis antepasado​s, solo cocino alimentos que están conectados con nuestra herencia".

PUBLICIDAD

Cocina, tiro al plato, remo: este año hemos estado con muchas pioneras.

Reem al-Sharshani comenzó a tirar al plato cuando tenía 15 años. Ahora, con 20 años, es medallista de bronce en la Copa del Mundo. Reem es parte de la Selección Nacional de Catar con grandes objetivos para el futuro.

"Quiero estar en los Juegos Olímpicos, clasificarme para los Juegos, obtener la medalla de oro, estar muy orgullosa de mí misma por elegir este deporte y enorgullecer a mi familia, a mi país", señala.

El sueño de Reem Al Kuthiri, surcar los cielos. Es la primera mujer catarí en pilotar un ultraligero:

"Este año es mi décimo año desde que empecé a volar. Hace 10 años hice mi primer solo en este tipo de avión. Y fue aquí, en Catar. Pero luego decidí obtener la licencia internacional, así que viajé al Reino Unido y fui a una de las mejores escuelas para obtener la licencia en cuatro semanas. Fue un curso intensivo, así que fue muy difícil, no había nadie más a quien preguntar porque nadie en Catar lo había hecho antes, así que fue bastante difícil, pero disfruté todo el proceso".

PUBLICIDAD

Reem también ha intentado volar un ultraligero con un esquí, en las montañas, despegando desde unos 2.400 metros de altitud. Una experiencia perfecta -dice- para quienes buscan la tranquilidad de los cielos, pero también para quienes prefieren la adrenalina.

"Cuando camino, siempre miro hacia arriba y desearía estar allí para tener la vista desde arriba. Lo que me gusta de este deporte aéreo en particular, es que te conecta con el mundo porque mucha gente en todo el mundo empieza a conocerte, y tu cultura. Es como si nos conociéramos", dice.

Deportes acuáticos

Los deportes acuáticos son populares en Catar. Y eso es bueno para Tala Abujbara, a quien le encanta estar en el agua. Fue la primera catarí en competir en remo en los Juegos Olímpicos de Japón, logrando un lugar destacado en scull individual.

"Encuentra a las personas que te apoyan y aférrate a ellas con mucha fuerza, porque es un viaje difícil, hay muchos altibajos, y estas son las personas que estarán allí para levantarte cuando te caigas. Si hay alguien por ahí que está escuchando esto y siente que todavía no tiene a esa persona en su vida, puede pensar en mí... Estoy aquí, Tala, en un pequeño rincón del mundo, en Catar, y estoy aquí para tí, y espero que puedas lograr lo que te propongas", señala Tala Abujara, remera.

Este año, hemos aprendido todo sobre el papel de Catar como centro cultural en la región. Hay muchos museos modernos y obras de arte públicas, pero también hay un enfoque en mantener vivo el patrimonio tradicional. 

PUBLICIDAD

Desde el momento en que llegas a Doha, hay arte para admirar. Las obras de arte en lugares clásicos como el Museo Nacional dan vida a la historia del país.

"Creo que Catar y las Artes es una excelente manera de fomentar el diálogo. Es una excelente manera de activar diferentes partes de la ciudad, áreas que no necesariamente tienen arte. Donde lo llevas, permites que la gente se involucre fácilmente", explica Sarah Foryame Lawler, Museos de Qatar, jefa de planificación curatorial, Departamento de Arte Público.

Ya sea en el metro, en una rotonda o en medio del desierto, las obras de arte son parte de la vida cotidiana aquí.

Pescadores de perlas

Algo que también era una parte importante de la vida cotidiana, en Catar, eran los famosos barcos de pesca de perlas, conocidos como dhows.

En el siglo XIX, la pesca de perlas era un gran negocio en Catar. De hecho, hasta la década de 1940, el comercio de perlas representaba una parte importante de la economía del país y empleaba a casi el 50 % de la población. Hoy, muchos pescadores todavía practican antiguas costumbres.

PUBLICIDAD

Estuve en un dhow con un exbuzo y exvendedor de perlas, Ibrahem Abdullah, que me explicó cómo se separan, clasifican y se fija el precio de las perlas:

"El vendedor de perlas separa las perlas. Las recoge y las separa en grandes y pequeñas y comprueba si todas están en buen estado. Las levanta así para comprobar si hay arañazos. Nuestros ojos no pueden ver estos arañazos", dice.

"Usamos esta herramienta para tamizar, para ayudar a identificar las grandes y las pequeñas. Las metemos y tamizamos. Las pequeñas caen y las grandes se quedan", explica.

La pesca de perlas ya no es una fuente principal de ingresos. Pero está claro que el océano, la pesca y, por supuesto, los propios barcos dhow siguen ocupando un lugar especial en la cultura de Catar.

Arqueología para revivir el pasado

Al Zubarah es el sitio arqueológico más grande de Catar y el primero de este país inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

PUBLICIDAD

Uno de los ejemplos mejor conservados de un pueblo tradicional de pescadores de perlas, Al Zubarah atrae a muchos visitantes deseosos de experimentar la historia de esta región costera.

El doctor Ferhan Serkal y sus compañeros mapean la ubicación de nuevos senderos para visitantes.

"La arqueología es la herramienta para comprender a las personas que solían vivir en Catar, entender cómo vivían, qué comían, cuál era su objetivo, por qué estaban en esta zona y cómo estaban conectados dentro del Golfo, y más allá del Golfo", cuenta Ferhan Sakal, jefe de excavación y gestión de sitios arqueológicos, Museos de Catar.

La ciudad había sido el centro regional del comercio de perlas, pero finalmente fue abandonada en el siglo XX, antes de convertirse en lo que es hoy: un registro arqueológico vital de una era perdida.

Compartir esta noticia