Sunak promete abordar los problemas más acuciantes del Reino Unido

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Sunak promete abordar los problemas más acuciantes del Reino Unido
Sunak promete abordar los problemas más acuciantes del Reino Unido   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023

Por Elizabeth Piper y Andy Bruce

LONDRES, 4 ene – El primer ministro Rishi Sunak prometió el miércoles abordar los problemas más acuciantes de Gran Bretaña, desde reducir la inflación hasta acabar con la inmigración ilegal, en un discurso destinado a tranquilizar a los críticos de su inquieto Partido Conservador.

En un discurso ambicioso pero poco detallado, Sunak afirmó que su Gobierno construirá “un futuro mejor para nuestros hijos y nietos” y pidió a los ciudadanos que lo juzguen por “los resultados que logremos”.

Enumeró “cinco promesas”: reducir la inflación a la mitad, hacer crecer la economía, reducir la deuda, recortar las listas de espera del Servicio Nacional de Salud y detener las pateras que transportan inmigrantes ilegales a través del Canal de la Mancha desde Francia.

Fue tanto una declaración de intenciones como una respuesta a los críticos que dudan de que el exanalista de Goldman Sachs y exsocio de fondos de cobertura, de 42 años, tenga lo que hay que tener para sacar al país de la miríada de problemas a los que se enfrenta.

Miles de trabajadores se han declarado en huelga para protestar por los salarios, la sanidad está en crisis, la inflación ronda máximos de 40 años y los economistas ven al Reino Unido deslizándose hacia una larga recesión.

“Hoy quiero hacerles cinco promesas. Cinco promesas para ofrecer tranquilidad. Cinco cimientos sobre los que construir un futuro mejor para nuestros hijos y nietos”, dijo Sunak en un discurso en el este de Londres.

“Estas son las prioridades de la gente. Son las prioridades de su gobierno. Y las habremos logrado o no… Así que les pido que nos juzguen por el esfuerzo que hagamos y los resultados que consigamos”.

Sunak, que se dispone a liderar a su partido en unas elecciones previstas para el año que viene, se convirtió en primer ministro en octubre, tras el breve y caótico mandato de Liz Truss. Truss, que le había arrebatado el liderazgo conservador unas semanas antes, se vio obligada a abandonar el poder después de que los mercados rechazaran sus planes de recorte fiscal sin financiación.

Algunos de los planes que Sunak esbozó el miércoles parecen más factibles que otros.

Según los economistas, la inflación debería bajar de forma natural, pero el crecimiento de la economía y el recorte de la deuda nacional podrían resultar más difíciles.

Aunque en 2024 debería volver el crecimiento económico, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, por sus siglas en inglés) predijo el mes pasado que la producción económica solo volvería a su nivel de finales de 2019 a finales del año que viene, es decir, cinco años de crecimiento perdido.

En cuanto a la deuda nacional, la OBR prevé que aumente en los próximos años, tanto en términos absolutos como en porcentaje de la producción económica.

Las listas de espera récord para obtener cita médica también podrían ser difíciles de reducir rápidamente, mientras que frenar la llegada de embarcaciones de inmigrantes depende tanto de las autoridades francesas como de Londres.

En unas declaraciones anunciadas por su oficina de Downing Street como un discurso para establecer sus prioridades para el año que comienza y su ambición de un futuro mejor para el Reino Unido, Sunak dijo que su Gobierno planificaría a largo plazo, cambiando la forma en que funciona el país.

Sunak dijo que había “mucha desinformación” sobre las huelgas y que el Gobierno hará un anuncio en los próximos días sobre lo que hará a continuación.

“Quiero que la gente entienda claramente la posición del Gobierno: valoramos enormemente a los trabajadores del sector público como las enfermeras, hacen un trabajo increíblemente importante”, dijo.

Entre sus planes figura el compromiso de abordar problemas como los escasos conocimientos matemáticos en Inglaterra.

Para contrarrestar a quienes afirman que su riqueza personal y su matrimonio con la hija de un multimillonario indio le hacen incapaz de comprender el sufrimiento de muchos trabajadores británicos, afirmó que la competencia aritmética y la educación son “algo personal para mí”.

“Todas las oportunidades que he tenido en la vida empezaron con la educación que tuve la suerte de recibir”, dijo Sunak, exponiendo su nueva ambición de garantizar que todos los alumnos de Inglaterra estudien algún tipo de matemáticas hasta los 18 años.

Su discurso ha llegado en buena hora para los miembros del Partido Conservador en el Gobierno, que ven pocas posibilidades de ganar las próximas elecciones y temen que Sunak parezca más un gestor que un líder inspirador.

Con el opositor Partido Laborista a la cabeza de los sondeos de opinión, algunos parlamentarios y ministros conservadores llevan semanas pidiendo a su líder que actúe y exponga su visión para intentar sacar al Reino Unido de su caída en picado.

“Sin trucos, sin ambigüedades. O cumplimos o no cumplimos”, dijo Sunak el miércoles. “Les pido que nos juzguen por el esfuerzo que hacemos y los resultados que conseguimos”.