El invierno no llega a Centroeuropa, con temperaturas inusualmente cálidas

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Invierno inusualmente cálido en Serbia
Invierno inusualmente cálido en Serbia   -   Derechos de autor  Eurovision

En Zlatibor, en el oeste de Serbia, se encuentra una popular estación de esquí. Pero actualmente esta localidad disfruta —o sufre, según se mire— temperaturas inusualmente altas. En los últimos días se han batido récords en toda Europa Central. Tanto el 30 como el 31 de diciembre y el 1 de enero, la capital de Serbia, Belgrado, registró las temperaturas más altas de su historia en esas fechas.

Bosnia fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1984. Hoy por hoy, sus pistas de esquí brillan por su ausencia, y los hoteles se ven obligados a reducir drásticamente sus precios para atraer clientes, al tiempo que despiden personal. Las autoridades turísticas de algunas zonas del país se plantean declarar el estado de emergencia natural.

No solo la actividad humana tiene que adaptarse. En Austria, los árboles de algunos bosques ya están brotando como si fuera primavera. Esto significa que serán vulnerables a daños duraderos. Tanto a las heladas, si llegan, como a las poblaciones de insectos que ya están proliferando. 

Hubert Hasenauer, director del Instituto de Silvicultura de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias de la Vida de Viena, lo explica de manera sencilla:

"Es importante que haga frío en invierno", explica Hasenauer. "En primer lugar, para que sobrevivan el menor número posible de plagas. Y en segundo lugar, para que no se moleste al árbol en su fase de reposo".

La vida vegetal también se ve amenazada: las flores de estas regiones están acostumbradas a pasar estos meses con una capa protectora de nieve. Pero el invierno, este año, no se acerca.