Latido fetal y ecografías 4D: las medidas antiaborto impulsadas por Vox en Castilla y León

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Imagen de archivo. El líder del partido español Vox, Santiago Abascal, se dirige a sus simpatizantes durante un mitin en Madrid.
Imagen de archivo. El líder del partido español Vox, Santiago Abascal, se dirige a sus simpatizantes durante un mitin en Madrid.   -   Derechos de autor  Jesus Hellin/AP

Terremoto político ante las medidas para reducir los abortos propuestas por el Gobierno autonómico de Castilla y León. La región española está formada por el partido de ultraderecha Vox y el Partido Popular como socios en el Ejecutivo.

Este jueves el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox), anunciaba las medidas “provida” para fomentar la natalidad, entre ellas, el controvertido “protocolo del latido fetal”.

A partir de ahora, los sanitarios estarán “obligados” a ofrecerle a las gestantes la posibilidad de escuchar el ritmo del corazón del feto.

Otra de las opciones que tendrán que presentar a las mujeres es la posibilidad de que obtengan una ecografía 4D o apoyo a la atención psicológica.

La medida forma parte de los puntos de acuerdo que sellaron el Partido Popular y Vox en su acuerdo de gobierno.

La justificación que el vicepresidente ha dado para estas medidas es que las mujeres se sientan “acompañadas y en las mejores circunstancias”. También recalcó que tan solo es una opción con la que cuentan las gestantes y no una obligación.

En concreto, se garantizará la atención psicosocial a todas las madres "que así lo requieran" a través de un psicólogo de Sacyl, una atención que será voluntaria para las mujeres pero "imperativa para los profesionales", que deberán ofrecer tanto esta como el resto de medidas adoptadas por la Administración autonómica.

En rueda de prensa, García-Gallardo afirmó que las mujeres podrían escoger entre la decisión "natural y propia" de seguir con el embarazo y la "tragedia social" del aborto, la cual deja "una huella" e implica "un drama".

La Administración autonómica brindará la asistencia psicológica que precise la embarazada en la esfera emocional, mediante el acceso a la atención por un psicólogo clínico, para lo que se establecerá un procedimiento de derivación desde Atención Primaria a los equipos de salud mental para la atención preferente de las personas que lo requieran.

Reacciones por parte de los grupos políticos

En declaraciones al diario El País, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha asegurado que el Gobierno defenderá los derechos de las mujeres y no permitirá ningún retroceso que atente contra la salud sexual y reproductiva de las mujeres. 

Han sido varios los ministros que se han pronunciado sobre este tema. Pilar Alegría, ministra de Educación y portavoz del PSOE aseguraba que: "Estas medidas suponen un recorte claramente hacia los derechos de las mujeres. Son absolutamente vergonzosas y bochornosas, porque atentan claramente hacia la igualdad de derechos y sobre todo a la igualdad de la mujer".

También la de Industria, Comercio y Turismo afirmaba: "Lo que hacen es intimidar a las mujeres para que no ejerzan su derecho al aborto".

Desde el Partido Socialista estan "muy preocupados" por la situación en Castilla y León que han calificado de "muy desagradable". Además, sostienen que creen que las medidas anunciadas por el Gobierno de PP y Vox "contraviene directamente la ley del aborto".

Asimismo, la ministra de Justicia, Pilar Llop, ha indicado que aún tiene que ver en detalle en qué consisten las medidas anunciadas pero ha subrayado que el Gobierno Central está a favor de los derechos reproductivos de la mujer porque conllevan "libertad y emancipación".

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha declinado hoy valorar los matices de las medidas para disminuir los abortos propuestas por Juan García-Gallardo, para "no complicar la buena relación" con los populares en la región.