Asesinan en Kabul a la exdiputada afgana del periodo anterior a los talibanes, Mursal Nabizada

Mursal Nabizada, líder afgana asesinada
Mursal Nabizada, líder afgana asesinada Derechos de autor ZZVNRP
Por Juan Carlos De Santos Pascual con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La líder afgana Mursal Nabizada, ex miembro del Parlamento durante del Gobierno previo a la llegada al poder de los talibanes, murió tiroteada junto a su guardaespaldas este domingo en un ataque cometido por individuos no identificados.

PUBLICIDAD

Matan a tiros a la líder afgana Mursal Nabizada en Kabul. La exdiputada del Parlamento durante el Gobierno previo a los talibanes ha sido asesinada en su casa junto a su guardaespaldas en un ataque cometido por individuos no identificados. 

El antiguo Gobierno ha acusado en reiteradas ocasiones a los talibanes de este tipo de ataques selectivos. Nabizada fue una de las líderes que decidió quedarse en el país tras la toma del poder por parte de los talibanes, a pesar de que cientos de funcionarios como ella prefirieron ser evacuados por las fuerzas internacionales.

Nabizada era "una mujer fuerte y franca que defendió lo que creía, incluso frente al peligro. A pesar de que le ofrecieron la oportunidad de irse de Afganistán, decidió quedarse y luchar por su pueblo. Hemos perdido un diamante, pero su legado vivirá. Que descanse en paz", publicó en Twiter la exparlamentaria afgana Mariam Solaimankhil.

Desde la caída de Kabul en agosto de 2021 las mujeres han experimentado un deterioro en sus derechos con restricciones como el veto a las universidades y escuelas secundarias, la segregación por sexos en lugares públicos, la imposición del velo o la obligación de ir acompañadas por un familiar masculino en trayectos largos.

Los fundamentalistas ademas excluyeron a todas las mujeres de las posiciones de poder dentro del Gobierno, poniendo fin a uno de los mayores logros de estas que llegaron a altos puestos dentro del Gabinete y a representar el país en organismos internacionales.

Una realidad que se asemeja cada vez más a la época del primer régimen fundamentalista entre 1996 y 2001, cuando, según una rígida interpretación del islam y su estricto código social conocido como pastunwali, prohibieron la asistencia femenina a las escuelas y recluyeron a las mujeres en el hogar

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Atentado suicida contra un centro educativo de Afganistán

Refugiados afganos colapsan la frontera con Pakistán

La Unión Europea y Naciones Unidas amplian su ayuda humanitaria en el terremoto de Afganistán